miércoles, 26 de julio de 2017

JetSMART inicia operaciones comerciales en Chile: promete importante contribución a la productividad y a la descentralización del país

Por Ricardo J. Delpiano

JetSMART A320 Akori Arco de Agua 1 (Luis Colima)
Foto: Luis Colima
“RockSMART 4, autorizado a despegar pista 17R”. Probablemente esa fue parte de la instrucción del controlador de torre del aeropuerto de Santiago, con el cual el primer vuelo de JetSMART inició su despegue rumbo a Calama. Con un único vuelo el día 25 de julio, la nueva revolución de los aires ha comenzado prometiendo llevar a todos los chilenos al viaje en avión.

JetSMART inicia vuelos comerciales prometiendo escribir un nuevo capítulo en la historia de la aviación de Chile. Básicamente, con su establecimiento ya lo ha hecho. Es la primera compañía de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) de Chile, en un país atípico para este tipo de líneas aéreas. Es también la primera compañía aérea que se crea con todo nuevo, desde su estructura corporativa hasta el más mínimo de detalle de sus aviones después de varias décadas. Todas las anteriores han nacido ocupando material de vuelo y equipos de segunda mano.

Durante la ceremonia de inauguración de las operaciones, celebrada en una de las salas del aeropuerto Arturo Merinos Benítez de Santiago, Estuardo Ortíz, CEO de JetSMART destacó que con la propuesta de la línea aérea “venimos a evolucionar y revolucionar la aviación en Chile, con tarifas ultra bajas todos los chilenos podrán viajar en avión”. Puntualizó que al subir más pasajeros y desarrollar nuevas rutas, JetSMART será una importante contribución para que favorecerá el desarrollo de Chile.

JetSMART comienza operando la ruta Santiago – Calama. El 31 de julio, se agrega Santiago – Antofagasta y posteriormente, Santiago – La Serena (5 de agosto), Santiago – Concepción (14 de agosto), Santiago – Copiapó (21 de agosto). Para septiembre, se espera la ampliación de las operaciones hacia Puerto Montt y Temuco. En paralelo, comenzarán a realizar vuelos interregionales -o rutas SMART como la empresa publicita-, Concepción – Calama (desde 14 de agosto), Concepción – Antofagasta (15 de agosto), Antofagasta – La Serena (28 de septiembre) y Concepción – Puerto Montt (2 de octubre).

“Las rutas SMART contribuirán a elevar la productividad y descentralización del país, ahorrándole tiempo y dinero a todos los chilenos”, agregó Ortíz, puntualizando que con ello, la red de conectividad y de transporte de Chile se acerca a las de naciones desarrolladas como Europa, donde los vuelos punto a punto –con las aerolíneas LCC- dominan el mercado y son preferidos por los clientes.

JetSMART corte de cinta inicio operaciones (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Bill Franke, presidente de Indigo Partners LCC, fondo de inversiones privado de la industria aérea e impulsor del modelo ULCC en el mundo con compañías como Frontier, Volaris o Wizz Air, detalló las razones para elegir a Chile para ampliar el portafolio de líneas aéreas LCC. Puntualizó que Chile será el primer país de Sudamérica de sus inversiones, de lo que se desprende una ya prometedora internacionalización. “El día de hoy lanzamos esta nueva aerolínea para democratizar el viaje en avión a todos los chilenos, trayéndoles el modelo de ultra bajo costo a cada uno de ustedes. Escogimos Chile porque, sin duda alguna, ofrece la mejor plataforma en la región para el desarrollo de JetSMART. Chile ha mantenido crecimiento económico, estabilidad política, un estado de derecho y un esquema regulatorio que apoya el libre mercado y la inversión extranjera”, dijo.

Incentivo constante para generar una masificación del transporte

El modelo de negocios de JetSMART se basa en la estimulación de la demanda, como toda LCC. Su definición de ULCC es por la maximización que esta hace de los servicios adicionales que permiten generar una fuente de ingresos considerable que permita reducir la dependencia este ítem del valor de los pasajes aéreos. En ese sentido, no es de extrañarse que los pasajeros noten que un servicio extra al vuelo como puede ser la compra de la comida a bordo o el despacho de equipaje en bodega cueste más que el mismo pasaje en avión.

La estimulación a través del precio es la forma para sumar más y nuevos pasajeros. JetSMART ofrece transparencia y simpleza: la tarifa SMART. El pasaje da únicamente derecho a volar y por lo mismo no incluye nada adicional. La selección del asiento, el equipaje de mano, el equipaje en bodega, la comida, el embarque preferente, llevar equipos de mayor volumen, etc. todo debe ser pagado aparte. Por lo mismo, la línea aérea ha sido enfática en destacar el slogan “paga por lo que se usa”. Durante la inauguración, Ortíz explicó que con el fin de incentivar a los chilenos a viajar “harán continuamente promociones con precios que motiven a volar”. (Conoce más de cómo es la forma de volar de JetSMART aquí)

JetSMART pasajeros avión (Luis Colima)
Foto: Luis Colima 
En el primer vuelo las tarifas ultra bajas permitieron que se diera el efecto anterior. Algunos pasajeros compraron el ticket únicamente para ir y volver con la compañía y “darse el gusto de volar” en una línea aérea nueva. Si bien el pasaje fue barato y la idea era únicamente volar, igualmente hicieron uso de los servicios adicionales por lo que el modelo logra cumplir su propósito.

“Tu ticket, únicamente incluye el traslado, en un asiento aleatorio y con un bolso de mano (tipo mochila), porque lo que ofrecemos es pagar únicamente lo que usas y no llenarse de productos o servicios que la gente muchas veces no necesita”, dijo Ortíz extendiendo una invitación a comparar con la competencia los servicios adicionales. “Con nosotros siempre pagarán menos”.

JetSMART no ha entregado proyecciones de cuánta participación espera obtener en el mercado chileno pero se estima que será significativa por el volumen de pasajeros que ya promete incorporar y la misma estimulación que genera el modelo. Si destaca que parte importante del componente de su pasaje serán aquellos viajeros que antes utilizaban el bus “porque no tenían otra opción de viajar”. El hecho más gráfico en el vuelo inaugural fue ver a una madre y su hijo que por primera vez pudieron volar en avión gracias a la promoción “Vuela a Luca” que la línea aérea puso el 6 de julio.

Los aeropuertos serán uno de los grandes beneficiados ya que habrán más pasajeros utilizando sus servicios, lo que contribuye directamente a la generación de la economía, mayor productividad, consumo y esto en más oportunidades de empleo. Nicolás Claude, gerente de Nuevo Pudahuel, señaló al respecto que “elos últimos 12 meses los tickets aéreos han bajado más de 33% según el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) y cada millón de nuevos pasajeros, crean más de 4.500 empleos. El arribo de JetSMART no sólo significa una gran noticia para los turistas sino que para el país en términos de crecimiento general”.

No esperar nada porque no recibirás nada

Distinto a lo que el común de la gente puede esperar en una línea aérea, la experiencia en JetSMART no existe. Como la compañía señala, el ticket da sólo el derecho a volar y los aviones son por lo mismo, totalmente simples: una clase única de 186 asientos todos iguales. Cada silla es ultra sencilla con una mesita –significativamente más pequeña que las otras compañías-, sin detalles, publicidad ni nada adicional y con la novedad, es que no cuentan con reclinación. Tampoco existe conexión para cargar equipos o revista a bordo, sólo la tarjeta de seguridad.

El menú de comidas y bebidas es repartido por los tripulantes previo al servicio de manera que el cliente pueda elegir qué comprar antes de que llegue el carro. Es una compra por vuelo. Antes del aterrizaje, el personal retira el menú y posteriormente, los desechos.

Para sus operaciones, JetSMART privilegiará el uso de posiciones remotas y si es posible, no usar los buses del aeropuerto. La idea del viaje es que los aviones se estacionen cerca de los terminales y el viajero acceda directamente al avión. También consideran no usar tractor de remolque, optando por salidas autopropulsadas y tiempos de turn around de no más de 35 minutos. Por lo mismo, se considera que el embarque y desembarque sea rápido utilizando simultáneamente las puertas delanteras y traseras, mientras que el personal de la compañía efectúe el aseo y el orden del avión para su próximo vuelo.

JetSMART A320 cabina (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
La propuesta de volar SMART es volar por lo simple. Para la compañía, la experiencia se adquiere en el destino a donde uno va a trabajar, va a pasear, de vacaciones, a ver un familiar o a un amigo, etc. El avión es el medio para llegar a eso. Para el usuario, el vuelo en esta compañía impone una alta planificación de sus viajes, ya que conociendo sus gustos, su organización y necesidades específicas podrá saber que servicios adquirir y cuándo adquirirlos, de manera tal de poder realmente disfrutar los precios más bajos que se ofrecen. Se trata de un modelo transparente pero que obliga a estar informado y a educarse, siendo esto un principal desafío para los nuevos viajeros y también para las autoridades y organismos que atienden a los consumidores. 

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Asientos no reclinables.... empezamos mal. Para un vuelo largo sí que es necesario.

Anónimo dijo...

El vuelo mas largo es CJC CCP que debe durar como 2 horas y algo, no es para tanto

Anónimo dijo...

Es Low Cost no pida más primer comentario, yo estoy feliz que bajaron los precios en mis viajes

Juan SA dijo...

y no quieres pantallas individuales tambien por $16.812 a Calama??

Anónimo dijo...

vuelo largo?...ni que se tratara de un vuelo transoceánico.

Anónimo dijo...

El anónimo 1 dice VUELO LARGO SI ES NECESARIO lean bien antes de criticar aparte comparto su opinión

Anónimo dijo...

Low cost por todos lados , tarifas , servicios , salarios , esperemos que no sea también mantenimiento low cost cuando empiezen a envejecer los aviones

Anónimo dijo...

Reclamando por todo. Andate en micro: ojalá tu familia no vaya a buscar (juntar?) tus restos en el Médico Legal.

Anónimo dijo...

Los que han volado un SCL a Puq, Pnt o Ari saben lo que esto significa.

Anónimo dijo...

Con pasajes a 1.000 o 7.000 pesos no esperen servicio de Emirates. Vuelen en Ryanair o Spirit y es lo mismo, incluso diría que Ryanair es más pintoresco.

Quieren que lleguen más aerolíneas, se quejan.
Quieren pasajes más baratos, se quejan.
Quieren mas servicios, se quejan.

Quien los entiende!!!

Anónimo dijo...

Quedo perplejo al ver los comentarios de la gente que cree que que por pagar una tarifa low cost debe volar como archiduque. Es en todo ambito. Es como querer una mega pensión cotizando con poco. No va a pasar nada en 3 horas sin reclinar el asiento volando a Arica o Puq. Si queremos que el modelo prospere hay que cambiar la mentalidad.

Anónimo dijo...

he volado a Arica 100 veces (literal) en los ultimos 10 años. Con el pasaje a 10 lucas, me da lo mismo que vaya reclinado.

De paso para los criticones, ni Arica ni Punta Arenas estan siendo ofrecidas por el momento.

Anónimo dijo...

Cuando fui tripulante, la gente pensaba que iba a ser como antaño, con comida desbordante a CCP o pantallas individuales a LSC. Pasó la época en la que volar era un lujo y que ir a Brasil era la gran cosa. Es tan fácil como analizar lo siguiente: con una luka con suerte alcanza para un paquete de galletas y una bebida chica en el almacén de la esquina, ergo, no alcanza a cubrir la parafa y el snack esa luka.
Evolucionen! Prefiero pagar poco para que me lleven rápido antes de pagar lo mismo y demorarme 5 veces más por tierra.
Ps. Al que dice del mantto precario, no digamos que en LAN era muy católico y eso que todavía apalean con el precio.
Saludos