jueves, 17 de agosto de 2017

American Airlines prepara el debut del B737 MAX para noviembre

Por Ricardo J. Delpiano

American Airlines B737 MAX 8 (Boeing)
Foto: Boeing 
Continuando con su plan de renovación de flota, American Airlines prepara el salto a la nueva generación de aviones de fuselaje angosto con la incorporación de los primeros Boeing 737 MAX 8 a su flota. 

De acuerdo con la información de la industria, American Airlines debiera recibir su primer B737 MAX 8 en el mes de septiembre y para el 29 de noviembre, está fijado el primer vuelo comercial entre Miami y Nueva York (LGA), según una confirmación de la propia compañía con una frecuencia de al menos tres vuelos por día.

Según el calendario de entregas, American recibirá cuatro B737 MAX 8 entre septiembre y noviembre, cantidad suficiente para comenzar las primeras operaciones en distintas rutas domésticos atendidas con varios servicios por día.

La compañía con base en Dallas Ft. Worth se convertirá en la segunda línea aérea estadounidense en operar los nuevos modelos del popular B737, después de Southwest Airlines que lo introducirá a partir de octubre. Antes de su puesta en servicio comercial, los aviones estarán en la base de mantenimiento de Tulsa en donde se realizarán las últimas modificaciones.

La introducción del B737 MAX 8 representará un salto en términos de eficiencia operacional y tecnología para la compañía, pero también se traducirá en cambios en lo que respecta a servicio al pasajero. Más allá de las características propias de la cabina del MAX, los pasajeros en clase Economy no dispondrán de pantallas personales en el respaldo de los asientos como ocurre en los actuales B737-800. En su reemplazo, American Airlines ofrecerá un entretenimiento a bordo a través de streaming mediante el cual los pasajeros accederán al contenido a través de sus dispositivos móviles tal como ocurre en otras líneas aéreas. También dispondrá de internet wifi a través de satélite para una mayor velocidad de navegación.

American también configurará estos nuevos aviones con una mayor cantidad de asientos con el objeto de disminuir los costos (CASK) y optimizar la operación, además de utilizarlos para enfrentar a la competencia en el segmento de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés). Según información de la industria, los B737 MAX 8 estarán configurados para 172 pasajeros en dos clases en lugar de los 160 que disponen los B737-800 en la misma distribución. Parte de la optimización de la cabina se conseguirá con una reducción de la separación entre asientos hasta las 29 pulgadas en algunas filas de Economy. En los actuales B737, la distancia mínima ofrecida entre asientos es de 31 pulgadas en la misma clase.

El B737 MAX es la evolución directa de la flota B737 que American opera desde hace algunos años. Actualmente, la aerolínea posee 294 B737-800 que utiliza en rutas domésticas e internacionales hacia Canadá, México, el Caribe, Centroamérica y algunos países del norte de Sudamérica (Colombia, por ejemplo). American Airlines tiene encargados 100 B737 MAX 8 más 40 opciones realizadas como parte de un pedido por 200 B737 (100 B737-800 y 100 B737 MAX 8) para avanzar en forma acelerada en la renovación de su flota.

En los últimos años, la compañía estadounidense ha invertido millones de dólares en la adquisición de nuevos aviones y en el retrofit de las cabinas en aquellos aparatos que continuarán prestando servicio en los próximos años, proceso que incluye la instalación de la nueva clase Premium Economy en equipos de fuselaje ancho. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por más que realicen cambios estéticos y de materiales me sigue pareciendo un avión viejo. Ya es hora que renueven el diseño completo, quizás tomando algunas líneas del 787.

Anónimo dijo...

De qué hablas? No sé porqué dices que son aviones viejos si están sumando B787 y B737 MAX además de muchos A319 y A321 nuevos. No se entiende tu comentario.