sábado, 11 de noviembre de 2017

LAW y StarPerú recuperan camino propio tras suspender fusión: decisión permitiría aerolínea chilena enfocarse en la consolidación de sus servicios

Por Ricardo J. Delpiano

StarPeru BAe146 (Miguel Cano Alva)
Foto: Miguel Cano
En medio de declaraciones cruzadas, StarPerú y Latin American Wings (LAW) pusieron fin al Memorándum de Entendimiento (MOU) firmado en abril a través del cual ambas empresas buscaban fusionar sus operaciones. Compromisos no cumplidos, pasivos y deudas son algunos argumentos expuestos por las dos compañías para no seguir con el proceso, abriendo un escenario incierto y desafiante para ambas firmas.

En una declaración pública firmada por su gerente general, Roman Kasinov, la aerolínea peruana afirma que “transcurridos varios meses de arduo trabajo para obtener los permisos requeridos por las autoridades aeronáuticas de Perú y Chile, LAW no cumplió con determinados compromisos y luego de una alturada y amigable reunión entre los representantes de ambas empresas, la relación de StarPerú con LAW a terminado”. Como consecuencia, StarPerú recuperará las acciones que habían sido adquiridas por la compañía chilena. “Las acciones de la compañía vuelven a casa”, sentencia.

Por su parte, LAW señala que “el proceso para fusionar sus operaciones con Star Up S.A (Star Perú), no se perfeccionará tal como se tenía planeado, debido a que en el due dilligence legal, financiero y tributario realizado por LAW, se reveló que la aerolínea peruana posee contingencias contables por un monto total de $50 millones de Soles, lo que hizo comercialmente inviable el acuerdo”.

La fusión entre LAW y StarPerú consideraba el establecimiento de códigos compartidos en todas las rutas que operan, la coordinación de las ventas, reservas y sistemas, el intercambio de aeronaves bajo los respectivos Certificados de Operación Aéreo (AOC) según las necesidades de cada compañía, además de la asistencia en rampa, despacho de vuelos y todo tipo de operaciones en tierra en los aeropuertos. Para materializarla, ambas compañías habían aceptado auditorías financieras y tributarias para evitar conflictos en el futuro, lo que finalmente ocurre a pesar del ambiente optimista de los meses previos.

De haberse materializado la fusión, LAW tendría un miembro en el directorio de StarPerú y no podría cambiar la razón social ni la marca de la aerolínea hasta después de haber completo la transacción financiera.

El fin de la fusión genera desafíos inmediatos para las dos compañías aéreas. Para StarPerú, la posibilidad de conseguir un inyección de capital y proyectar sus operaciones en el nuevo esquema de competencia aérea en el Perú dominado por las fusiones, alianzas, ingreso de nuevos operadores y nuevos modelos de negocios. StarPerú es quizás una de las compañías que más ha sufrido en el nuevo escenario lo que ha afectado sus estados financieros y planes de expansión.

A través de LAW, la aerolínea peruana buscaba expandir crecer en mercados internacionales para lo cual recibieron en octubre para comercializar y operar rutas desde Lima hacia Bogotá, Santiago, Punta Cana y Miami (todas con 14 frecuencias semanales, a excepción de Bogotá con siete). StarPerú posee una red conformada por siete destinos domésticos atendidos por siete BAe146 y dos Bombardier CRJ200.

Si bien LAW pierde un fácil acceso al mercado doméstico peruano y la posibilidad de una rápida expansión regional desde ese país, le brinda una oportunidad para consolidar sus actuales operaciones en Chile y en el continente. LAW asegura que pese al término de la relación comercial con StarPerú continuará con sus planes para incrementar sus operaciones en Latinoamérica y el Caribe, incluido el Perú, mercado que actualmente tiene al servicio Santiago – Lima como una de sus principales rutas. Actualmente, LAW posee hasta cuatro vuelos diarios en esa ruta y de acuerdo con las cifras de la Junta Aeronáutica Civil (JAC) al mes de septiembre ha transportado a 66.349 pasajeros desde/hacia la capital peruana siendo el principal destino de la red.

El término de la fusión llega en un periodo de ajustes para LAW. Por un lado, se está adecuado en relación a las contingencias vividas en las últimas semanas debido a la falta de capacidad, la cancelación desde Icelandair del Boeing 757-200 que iba ser operado a partir de octubre y el reemplazo posterior por un B767-300ER de Dynamic Airways durante el mes de octubre. A esto se agrega, la suspensión temporal de los vuelos Haití en octubre por la errónea interpretación de la autoridad de ese país de los permisos temporales en Chile de su aerolínea Sunrise Airways.

A lo anterior, se agrega la cancelación de plan para adquirir dos B767-300ER obligando a replantear la estructura de la operación pensada para este verano en la que se espera una alta demanda de viajes, impulsada por la oferta que la propia línea aérea ha generado. Como consecuencia, se ha cancelado los planes de llegar a Nueva York (JFK), destino que al igual que La Romana no figuran disponibles para la venta.

LAW B737-300 mantto (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Si bien genera nuevos desafíos, la empresa debiese utilizar la actual capacidad de su flota para dar el gran salto operacional y comercial que supone llegar a los Estados Unidos, cuyos permisos comenzaron a tramitarse en octubre según el Departamento de Transporte de ese país (DOT). Atender Miami con la actual flota no supone mayores desafíos considerando el actual esquema de operación a destinos del Caribe (Punta Cana y Puerto Príncipe) y en caso de no proceder de esa manera, la compañía puede recurrir a herramientas de la industria para atender ese vuelo como pueden ser nuevos contratos de wet lease.

Antes de Miami, que comienza en enero de 2018, LAW inicia servicios a Antofagasta su primera ruta hacia el norte de Chile y la tercera en el país después de Concepción y Puerto Montt. La capital de la región del mismo nombre tendrá tres vuelos diarios desde el lunes 13 de noviembre. En forma paralela, la compañía ha avanzado en temas operacionales reafirmando su compromiso con la seguridad de sus servicios.

LAW posee una flota conformada por cinco Boeing 737-300 con capacidad para 148 pasajeros. A fecha de hoy, la compañía mantiene sus planes de incrementar el número de unidades en el corto plazo hasta llegar un total de 15, las que permitirán afianzar la operación actual y expandir la red. Si bien la compañía se ha visto afectada por las contingencias y la competencia, espera abrirse camino en el mercado aéreo chileno e internacional con un modelo tradicional (legacy) de línea aérea.

Con dos años en el mercado y menos de uno operando con Certificado de Operador Aéreo (AOC) propio, LAW enfrenta sus primeros ajustes sobre los cuales puede sacar lecciones para proyectar su camino en el futuro aprovechando sus recursos y los nichos que atiende.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Segundo intento de adquirir o fusionarse con otra aerolínea, primero fue pluna y ahora esta peruana y ambas se ponen término con la misma escusa, raro... Me huele a mera publicidad.

Anónimo dijo...

LAW ya huele a flores

Anónimo dijo...

Mal muy mal... así pasó con el curso de tripulantes de cabina, nos hicieron perder el tiempo 2 semanas y pa la calle. Están haciendo todo con apuros y así no funciona.

Anónimo dijo...

One esta sacando diariamente vuelo a Lima, sera para tapar a LAW? Me huele a una nueva Air Madrid.

Anónimo dijo...

Las redes sociales ya hablan pestes y salio un reportaje en teletrece de mas de 300 pax tirados en Caracas y tienen para rato.

Anónimo dijo...

El que mucho abarca poco aprieta.

Anónimo dijo...

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra cómo en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas cómo también perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejen caer en tentación y líbranos de Law, amén

Anónimo dijo...

Fome