viernes, 26 de enero de 2018

Líneas aéreas que operan en Chile transportaron más de 22 millones de pasajeros en 2017

Por Ricardo J. Delpiano

LAN A320 pasajeros desembarcando (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
El tráfico aéreo de pasajeros en Chile alcanzó un nuevo récord en el año 2017. Si bien el alza es prácticamente una constante desde 2007, la mayor oferta producto del arribo de nuevas líneas aéreas, los aumentos de capacidad por avión, rutas y más frecuencias en servicios ya existentes, más la irrupción del modelo de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en los vuelos domésticos, llevaron a niveles superiores las cifras de viajeros por avión.

Según la Junta Aeronáutica Civil (JAC), en el año 2017 las líneas aéreas que operan en el territorio chileno en vuelos regulares y no regulares movilizaron 22.313.290 millones de pasajeros lo que representa un alza de 11,1% en comparación con el mismo periodo del año anterior. De esta cifra, 10.718.464 pasajeros corresponden a viajeros internacionales  y los restantes 11.597.628 a pasajeros dentro de Chile.

Para la autoridad, las nuevas cifras de pasajeros elevan la tasa de viaje per cápita (viajes en avión por habitante) a 1,3 con base a los registros del censo 2017. Se trata de la tasa más alta alcanzada por Chile en su historia y una de la más altas de América Latina, que refleja la capacidad del sistema aeronáutico –especialmente de las líneas aéreas- por generar instancias apropiadas para la facilitación de la conectividad aérea en número de rutas, frecuencias y accesibilidad al medio de transporte.

En 2013, Chile alcanzó la tasa de 1 viaje aéreo por habitante como resultado de un crecimiento sostenido de la economía, la implementación de nuevos modelos de negocios (caso de LATAM), incorporación de nuevos mecanismos de pagos y capacidad de sectores productivos por generar demanda. Si bien en la actualidad algunas condiciones siguen presentes, se complementan con otros factores como la irrupción de las LCC/ULCC como profundización de nuevos modelos de negocios de líneas aéreas, promoción turística, la migración y demanda de viajes étnicos, condiciones de mercado específicas (como por ejemplo, turismo de compras), entre otros.

En ambos casos, la política aeronáutica de Cielos Abiertos que rige en Chile desde 1979 que considera aspectos como libertad de acceso a los mercados, libertad tarifaria y mínima intervención del Estado, además de libertad de la propiedad, permite sentar bases para generar una mayor competencia en el territorio. Como resultado, mayores oportunidades de conectividad, intercambio de bienes y servicios dentro y fuera del país.

Más allá de los catalizadores comunes, en los resultados de tráfico aéreo para 2017 existen catalizadores específicos para cada segmento del mercado. En el caso de los vuelos internacionales, por ejemplo, toma protagonismo el incremento de la capacidad por aeronaves utilizadas, nuevas rutas y más frecuencias, mientras que en los vuelos domésticos, está la incursión del segmento LCC/ULCC. El Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones hace referencia a la política aeronáutica como un aspecto que contribuyó al establecimiento de este modelo de negocios en Chile, aunque se trata de afirmación parcialmente correcta, dado que las LCC mantienen una dependencia del exterior para el sustento en el país, más allá que las empresas puedan tener sede local y no considera que este tipo de aerolíneas comienza con un operador nacional (SKY).

Durante 2017, una mayoría significativa de líneas aéreas que realizan vuelos internacionales a Chile -con Santiago, como principal o casi único destino-, incrementaron su oferta. Operadores como Aeroméxico, Aerolíneas Argentinas, Air Canada, American Airlines o LATAM, comenzaron a utilizar aeronaves de mayor capacidad como forma de generar mayores eficiencias en la ruta. Por ejemplo, Aeroméxico ha incrementado oferta pasando de usar el Boeing 787-8 por el B787-9, Air Canada extendió el uso del B777-300ER y también introdujo sus nuevos B787-9, Aerolíneas Argentinas reemplazó los B737-700 y Embraer ERj190 de Austral, por los B737-800, mientras que LATAM ha ampliado la utilización de equipos Airbus A321 en rutas internacionales además de utilizar los B767-300ER y B787-9. En cuanto frecuencias y nuevos servicios, están los crecimientos de la red de LATAM, SKY, LAW (vuelos a Puerto Príncipe y Caracas) o el incremento de operación de KLM, entre otros.

En 2017, arribaron tres nuevos operadores internacionales: British Airways que supuso el primer establecimiento de la ruta sin escalas entre Londres (LHR) y Santiago, Plus Ultra en el caso de la ruta a Madrid, y Avianca Brasil, para los vuelos a Sao Paulo (GRU). En este punto se puede también incluir algunas operaciones chárter como las realizadas por la haitiana Sunrise Airways para Puerto Príncipe. En la llegada de nuevos operadores destaca la acción de marketing aeroportuario realizada por Nuevo Pudahuel, sociedad concesionaria del aeropuerto de Santiago, por atraer a más líneas aéreas  y ampliar la competencia como parte de su propuesta de negocios.

La mayor oferta por tipo de aeronave, nuevas rutas, frecuencias y también una mayor competencia, son factores que inciden en la generación de distintas acciones comerciales cuyo resultado se reflejan en más pasajeros y mayores facilidades de viaje por menores precios.

A pesar de que el fenómeno LCC se introduce un año antes (2016), con la transformación gradual del modelo de negocios de SKY, es 2017 el año que en el que este tipo de negocio de aerolínea se instala firmemente en el país con dos exponentes: SKY y JetSMART, que son representantes del segmento LCC y su derivado ULCC, respectivamente.

Desde SKY destacan el rol protagónico de la compañía en esta “ola democratizadora de la aviación”. Holger Paulmann, CEO de la empresa, hace hincapié en eso. “Desde que anunciamos que nos convertiríamos en 2015 hasta hoy, ha habido una verdadera revolución en la industria aérea chilena. Prueba de ello, es que ahora todas las línea áreas que operan en el país lo hacen bajo el formato de bajo costo. SKY creció en 2017 el doble de lo que creció la industria en tráfico doméstico y tres veces en comparación al tráfico internacional, lo que demuestra nuestro liderazgo cerrando un año extraordinario para nosotros”.

En JetSMART califican las cifras como “buenas noticias” y comentan que es un resultado directo de la incursión en el país. “En todo el año, dos millones de pasajeros que antes no volaban se subieron a un avión, lo que muestra que definitivamente la aviación en Chile está cambiando. En JetSMART hemos sido protagonistas de esa revolución, hemos sido el motor de ese gran incremento del mercado aéreo en el país, logrando que con solo seis meses operando en Chile,  los precios bajen más de 35% y conquistemos el 9% del mercado, porque con nuestro modelo ultra low cost, hemos hecho que el viaje en avión sea accesible a todos los chilenos,” dice Estuardo Ortíz, CEO de JetSMART.

SKY y luego JetSMART alcanzaron en 2017 una posición novedosa en el transporte aéreo actual, ya que por primera vez dos operadores con menor participación de mercado logran tomar protagonismo en la industria haciendo que el principal operador reaccione. Esta situación sólo había ocurrido en dos oportunidades en anteriores cuando en la década de 1950 la primera desregulación del mercado aéreo supuso el fin del monopolio de LAN y hacia fines de la década de 1970 y principios de 1980, cuando el crecimiento de LADECO obligaban a LAN Chile a impulsar nuevas estrategias comerciales.

En 2017, como respuesta al fenómeno LCC en Chile, LATAM introdujo un nuevo esquema tarifario que incluía un mayor uso de los servicios adicionales, además de nuevas estrategias de venta. De acuerdo a la compañía se han conseguido reducciones entre un 20% y 40% en los precios de los pasajeros lo que ha permitido sumar nuevos pasajeros. En los ocho meses de implementación “más de 2,2 millones de pasajeros han comprado con las tarifas más bajas en vuelos nacionales”, aseguran en LATAM. “Estamos muy contentos con los resultados de nuestro nuevo modelo de viajes porque cada vez son más los chilenos que vuelan con las tarifas más bajas nunca vistas”, agrega David Arcos, director Comercial de LATAM Chile.

En 2017, supuso también la llegada de dos nuevos operadores al mercado doméstico chileno: la boliviana Amaszonas para vuelos regionales entre ciudades del Norte y Latin American Wings (LAW) en tres rutas (Concepción, Puerto Montt y Antofagasta). Sin embargo, ninguno de estos dos operadores consiguió una posición relevante: el primero por la reducida oferta mientras que el segundo por una falta respuesta del mercado a pesar de ofrecer un esquema de precios bajos. Debido a un reajuste interno, el 10 de enero de 2018, LAW suspendió todas sus operaciones nacionales para dedicarse sólo a tramos internacionales.

La acción de las LCC/ULCC sumado a la reacción de la competencia contribuyó a generar una disminución del 27,4% promedio de las tarifas aéreas en Chile, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Para 2018, se espera que las acciones comerciales y nuevos modelos de negocios de las líneas aéreas continúen impulsando el tráfico aéreo dentro y fuera de Chile. Con la mayor oferta por renovación de flotas y la llegada de nuevos equipos a las líneas aéreas chilenas, el segmento LCC continúe protagonizando el nuevo ordenamiento del transporte aéreo. Con crecimientos significativos, el principal desafío está en el rol del Estado en lo que respecta a la generación de una infraestructura y servicios adecuados a las necesidades de la industria y de los viajeros.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Las autoridades ni en sus mejores proyecciones pensaron que se llegaría a ese flujo de pasajeros, el nuevo aeropuerto cuando se entregué ya estará cercano a su máxima capacidad, lo mas probable que lo muelles adicionales se tengan que comenzar a construir de forma inmediata.

Ezequiel Vazquez dijo...

Totalmente de acuerdo, la expansion va a estar operando a capacidad apenas se abra. Considerando las actuales tasas de creciemiento, se deberia prever una expansion mucho mas significativa. Incluso se podria pensar en una terminal low cost. Las pistas todavian tienen mucha capacidad sobrante, no es necesario construir mas, sí aumentar las operaciones por hora en cada una de ellas.

Anónimo dijo...

Si se extiende más la terminal tarde o temprano se tendrá que sacrificar las zonas de carga. Recuerdo que había un proyecto que tenía contemplado una tercera pista y una nueva zona de carga en todo el sector Poniente del aeropuerto.

Saludos

Anónimo dijo...

Pero a los controladores de ATC les da un infarto y dos derrames cerebrales meter más tráfico! Como se nota que nunca han ido a NY o LAX donde meten un avión tras otro! Perfectamente podrían casi dublicar la cantidas de operaciones.

Marcelo dijo...

El problema no son ellos,es la reglamentación infórmate antes de opinar.
Se llama DAR-11(reglamentación de servicios de tránsito aéreo),pero me imagino que no tienes idea que es eso!

Javier dijo...

La reglamentación no tiene mucho que ver. Si bien hay algunas variantes entre la reglamentación FAA y la OACI, y por ende la local basada en OACI, los mínimos de separación permitirían muchísimo más tráfico que el de hoy sin problemas.
Las restricciones son más físicas (geográficas, topográficas) que dificultan meter más aviones más pegados.

Y siempre lo he dicho, LGW mueve 50 millones de pasajeros al año con una sola pista. Acá en términos de infraestructura estamos sobrados

Anónimo dijo...

Lo que no sobran son profesionales competentes en las áreas de logística aeroportuaria, es más solo basta ver la inauguración del nuevo sector del aeropuerto Bodega Sur poniente de carga nacional y correos es un verdadero desastre operativo ,
Obvio eso no se ve desde afuera solo los que lidiamos todos los días con este desastre ,
Estaría bueno poder adjuntar fotos a los comentarios para dar prueba de esto

Pancho dijo...

Realmente un logro lo que han conseguido las compañías aéreas, a pesar de unas tasas aeroportuarias abusivas, un servicio muy mediocre por parte del concesionario y un transporte público casi que inexistente hacia el aeropuerto... "Terminal los Héroes!!" Qué terminal??? Y cuidado a qué hora llegas a la "terminal".

Anónimo dijo...

Sin mencionar que todavía siguen operando taxis y todo tipo de transporte no autorizados además de ver estacionados vehículos a lo largo de la entrada del aeropuerto para no pagar parking
Tierra de nadie , ni de carabineros ni del aeropuerto
Y dicen que es un aeropuerto a nivel mundial !!!!
No veo en CDG , FRA JFK este tipo de situaciones