martes, 20 de marzo de 2018

Nuevo Pudahuel inicia la construcción de nuevos edificios de estacionamientos e insta a usuarios a usar aparcaderos remotos

Por Ricardo J. Delpiano

SCL estacionamiento Patagua (Nuevo Pudahuel)
Foto: Nuevo Pudahuel
Con el fin de cumplir con el cronograma de obras de construcción y ampliación del aeropuerto de Santiago, la concesionaria Nuevo Pudahuel, comienza con la construcción de los edificios permanentes de estacionamientos. Las obras tienen un impacto no menor en los usuarios, quienes deben adecuar su comportamiento tradicional en el terminal aéreo al menos durante la duración de los trabajos.

Los nuevos edificios de estacionamientos estarán ubicados en el sector donde tradicionalmente se han emplazado los estacionamientos “Expreso” y “Techado”, más cercanos al actual terminal de pasajeros. Por consiguiente, la ejecución de las obras implica el cierre de estas instalaciones para dar paso a otras nuevas que en total ofrecerán 3.000 plazas.

El cierre afecta a fecha de hoy al 50% de la capacidad, reduciéndose el total de estacionamientos disponibles a sólo 593. Como consecuencia, se han generado enormes filas de vehículos, lo que sumado a la alta afluencia de viajeros, congestionan con mayor frecuencia el ingreso al aeropuerto situación que ha podido percibirse durante los últimos días.

Nuevo Pudahuel señala que pese al cierre de los estacionamientos están habilitados 1.100 aparcaderos en el sector denominado “Patagua”, inaugurado a principios del mes de febrero. El nuevo estacionamiento cuenta con precios reducidos de CLP13 por minuto, en comparación con los CLP40 y CLP29 de “Expreso” y “Techado”, respectivamente. Si bien está ubicado a 600 metros del terminal, los usuarios disponen de tres buses de acercamiento gratuitos que hacen el recorrido al terminal con una frecuencia de 10 minutos durante las 24 horas del día.

Pero el cambio no ha sido fácil. Pese a los beneficios de “Patagua” más la amplia disponibilidad y menor precio del estacionamiento remoto “Pehuén”, hábitos comunes de los usuarios chilenos insisten con el uso de los estacionamientos tradicionales, que ante la reducción de capacidad y las obras del edificio central, generan atochamientos que impactan todo el flujo de vehículos de ingreso al aeropuerto, generando una percepción negativa del servicio.

Con el fin de revertir la situación y generar una conciencia entre los usuarios, personal de Nuevo Pudahuel ha reforzado su campaña comunicacional, para informar acerca de las obras que se están ejecutando y cuáles son las alternativas existentes. Con el slogan “Usa Patagua”, educación a través de las redes sociales y despliegue de folletería en terreno, la concesionaria intenta cambiar el comportamiento de los usuarios que a toda costa insisten estacional al lado del terminal.

“Es importante que nuestros pasajeros se informen de estos cambios, y que utilicen las herramientas que hemos puesto a su disposición. En el sitio web no sólo pueden simular el precio de su estadía, sino que también revisar la capacidad de todos los estacionamientos en tiempo real y conocer la ubicación de todos los aparcaderos a través de la aplicación Waze. En el acceso del aeropuerto hemos instalado un tótem de grandes dimensiones que comunica el estado de capacidad de los estacionamientos “Expreso” y “Techado”, indicando que se prefiera “Patagua”, comenta Branko Karlezi, subgerente de comunicaciones de Nuevo Pudahuel.

Los nuevos edificios de estacionamientos permanentes que se construyen tendrán tres pisos con capacidad para 1.500 aparcaderos (3.000 en total). Deben estar listos a finales de 2019, por lo que es imperante que los usuarios modifiquen sus costumbres dado la duración de las obras. En 2020, Nuevo Pudahuel inaugurará dos edificios y dos estacionamientos de superficie que, en conjunto, sumarán más de 5.800 espacios para vehículos.

Actualmente, el estacionamiento “Patagua” tiene capacidad para 1.139 vehículos, lo que sumado a los disponibles en los estacionamientos de “Expreso”, “Techado Oriente”, custodia “Maitén”, “Pehuén” y “Carga”, Nuevo Pudahuel mantiene los 3.730 aparcaderos originales del terminal, asegurando el número original de espacios, aún cuando las obras se realizan en un aeropuerto que opera permanentemente y recibe, más de 21 millones de pasajeros por año con una infraestructura para 16 millones anuales.

Además de factores culturales, el alto flujo de los vehículos es también consecuencia de la falta de alternativas de transportes entre la ciudad y el aeropuerto. Sin un transporte público masivo, eficiente y confiable, los traslados están dependientes de los vehículos particulares, los taxis, los transfers y en menor medida los buses, únicamente con dos proveedores (Centropuerto y Tur Bus). Durante la administración de Michelle Bachelet, el Estado insistió con Transantiago como alternativa, a pesar de sus problemas en todo lo que respecta a la calidad del servicio que ofrece. Incluso, en el caso de existir ese servicio, la presencia de buses sólo contribuiría a aumentar el parque de automóviles en el interior del área de terminales.

El Estado emerge por el momento como el único responsable de esta situación, primero por el retraso en lo que respecta a la construcción de una nueva infraestructura aeroportuaria, y en segundo lugar, por no generar condiciones para la habilitación de un sistema de transporte masivo. A la fecha tampoco existen proyectos que permitan contar en los próximos años con cualquier alternativa de estas características, por lo que la dependencia del transporte terrestre automotriz se espera que continúe en el mediano plazo.

Las obras en el aeropuerto de Santiago presentan un 18,0% de avance que se perciben principalmente en los espigones que ya tienen C y E, ubicados en el sector occidental del terminal aéreo y en la nueva plataforma de carga. A principio de marzo, la concesionaria ha procedido a instalar los primeros 22 puentes de embarque del nuevo edificio que será inaugurado a fines de 2018.

22 comentarios:

Pato dijo...

Sería bueno preguntar a la concesionaria si el tiempo exento de pago en Patagua es mayor al de expreso y techado, que es de 10 minutos, los que obviamente no son suficientes en caso de estacionar en patagua, tomar bus de acercamiento al aeropuerto, y regresar en otro bus.

Anónimo dijo...

Ojala que cuando este terminado, los buses de acercamiento a los estacionamientos tengas estándares como los usados en otros países (amplios, a nivel de vereda, espacio para maletas, etc.) los de hoy dejan bastante que desear.

Anónimo dijo...

Claramente si existieran medios alternativos de transporte como el metro o el tren la dependencia de los autos se reduciría. Pero como el Estado y el concesionario ganan con los estacionamientos a ninguno le interesa avanzar en esa solución.

Javier dijo...

@15:17
Si, sería ideal que hubiera otras alternativas para llegar al aeropuerto, como un tren ligero, tranvía o metro. Sin embargo tampoco hay que ser ciegos y pensar que es la unica altenativa
Son muchos los aeropuertos grandes en el mundo que no tienen esta factibilidad y funcionan bien. Sin ir mas lejos, a MIA no tienes como llegar si no es en taxi o auto y no hay ningun problema

Obviamente hay un millon de variables más. Pero lo que busca Nuevo Pudahuel es super cierto... hoy la mayoría de la gente busca estacionarse tan cerca del terminal como sea posible (y es su prerrogativa, si están dispuestos a pagar más, bien por ellos), pero tambien hay que pensar en evitarse problemas y estacionarse un poco más lejos.
Mis ultimas pasadas por el aeropuerto me ha tocado ver el expreso y el techado repletos, con autos incluso dando vueltas buscando que se abra un espacio (con la consiguiente perdida de tiempo y plata) y los estacionamientos mas alejados con cientos de espacios disponibles.

@14:40
De acuerdo 100%. Los buses son un avance, pero en términos de usabilidad/accesibilidad, dejan bastante que desear, pensando que una persona que va con maletas o una persona con movilidad reducida va a tener bastantes problemas para usar esos buses.

Anónimo dijo...

Se notan los cambios en el terminal, los estacionamientos y las demás obras completarias. Todas ellas financiadas por el concesionario (quien además entrega el grueso de los ingresos al Fisco). Dada la polémica que levantó principalmente el señor Paulaman de Sky sobre la rebaja de tasas, me gustaría saber si todas estas y las obras venideras hubieran sido posibles si hubiéramos seguido sus vehementes alegaciones de bajarlas, lo que garantizo hubiera deteriorado el servicio a la larga. Evidentemente lo que falta es un medio de transporte tipo tren o metro al aeropuerto y que se terminen estas obras que dejarán a nuestro aeropuerto en mucho mejores condiciones. Y como todo en la vida, para eso se necesitan recursos que vienen principalmente de los pasajeros y no de las líneas aéreas. Por cierto, estuvieron bien las autoridades de mantener su posición sin moverse por el llamado populista de las líneas aéreas en una polémica que únicamente las beneficiaría a ellas, ya que paradójicamente, los usuarios tienen poco entendimiento de que una rebaja en la tasa no significa una baja en la tarifa y por lo tanto en el precio final. Es decir, la baja de tasas en nada garantiza una baja en el precio que paga el consumidor. Únicamente asegura una reducción en el ingreso del concesionario y/o de la DGAC en algunos casos.

Daniel Cardenas Contreras dijo...

Has ido a Miami alguna vez? Si has ido, estás muy perdido.
Miami tiene muy buenos accesos para entrar al Aeropuerto, si quieres tomar el metro/tren/bus debes tomar el MIA Mower que te lleva a la Central Station, y desde ahí tienes accesos a puntos importantes de Miami.
Saludos

Anónimo dijo...

En MIA si hay transporte público! Y bastante bueno por lo demás, hay un trencito que te lleva a una estación intermodal donde se arriendan autos y donde salen el tren interurbano, tren regional, el metro al centro y buses directo a la playa....

Por otra parte hay que ser conscientes que por mucho transporte público que exista, la partición modal de acceso a los aeropuertos irremediablemente siempre será 2/3 transporte privado (auto y taxi) y hasta 1/3 transporte público. En Londres Heathrow tienen trenes, metro y buses... pero gana por lejos los autos y los taxis.... tiene que ver con quien viaja, negocios principalmente

Javier dijo...

Hay un error grave en mezclar las tasas de embarque con la infraestructura aeroportuaria (exceptuando las áreas de maniobras y movimiento)
Las tasas son a beneficio fiscal y se destinan a financiar otro tipo de cosas: los servicios de tránsito aéreo, infraestructura de radioayudas y cobertura de radar, equipos meteorológicos, servicio SEI, entre otros, y nada tiene que ver con los terminales de pasajeros, sus accesos, estacionamientos y otras obras anexas.
Una baja de tasas no habría tenido ningún impacto negativo en las obras que está haciendo nuevo Pudahuel ni las obras que ejecute otro concesionario en otro aeropuerto o aeródromo nacional.

Sobre el impacto de una alza o baja de tasas en el precio final de los boletos, te cuento que ese impacto es directo. Hoy, en muchos casos las tasas representan la mitad (e incluso más) del total pagado. Para muestra un botón: mi último viaje en avión, hace un par de semanas, me costó poco menos de 25.000 pesos. De esos 25.000, solo 10.000 eran tarifa y el resto tasas. El 60% de lo que termine pagando fue en tasas. Si las tasas fueran la mitad de lo que son hoy me habría ahorrado tal vez poca plata (7.500 pesos aproximadamente), pero en términos porcentuales es una diferencia tremenda que incluso pasa a permitir competir de forma muchísimo más directa con otros medios de transporte.

Con menos tasas, la aerolínea habría ganado exactamente lo mismo por mi pasaje, sin embargo muchísima más gente (sobre todo la más sensible al precio) estaría optando por volar en vez de viajar por tierra. Eso estimula a las aerolíneas a volar más, traer más aviones, poner más vuelos y abrir nuevas rutas, lo que atrae más demanda y genera un círculo virtuoso en que las aerolíneas además pueden bajar más sus tarifas sin dejar de ser rentables.

No, una baja en las tasas no tiene efecto directo en la tarifa. Eso es correcto. Pero influye fuertemente en el precio final. Una tasa doméstica de casi 15.000 ida y vuelta en ruta doméstica podría ser marginal en un mundo donde la tarifa media sea de 100.000; sin embargo, hoy la realidad es muy distinta... Cuando la tarifa media está mucho más cerca de los 30.000 (roundtrip), que las tasas sean 15.000 claramente es un impacto fuerte en el costo total del pasaje.

Es demagógico y populista pedi que se bajen las tasas? Para nada, es algo que hoy es necesario si queremos de verdad desarrollar la aviación comercial y llevarla al nivel de los países desarrollados, ya que si bien en Chile ya se sobrepaso el ratio de 1 vuelo anual por habitante, la realidad es que la cantidad de vuelos que se están haciendo hoy está muy concentrada aun en poca gente

Anónimo dijo...

Los estacionamientos no se financian con las tasas de embarque. Son aportes privados incluidos en la concesión por lo que tú afirmación no tiene sentido.

Las tasas de embarque van al ministerio de Hacienda y ahí se pierden. A la DGAC le toca una parte que le entregan todos los años como presupuesto y con la que mantiene su personal, los servicios de transito aéreo, aeropuertos y aeródromos.

FM

Anónimo dijo...

Muy por el contrario, no hay error en mezclar tasas con infraestructura aeroportuaria. Tal cual los usuarios de las autopistas pagan tag y los de las carreteras peajes. El principio es que la infraestructura debe ser financiada por sus usuarios directos. Tampoco es correcto tú análisis de qué más gente volaría si bajas la tasa, ya que caes en un argumento de simpleza demasiado básico en economía. Las líneas aéreas tienen una capacidad limitada y eso implica que el aumento de la demanda necesariamente haría subir el precio. Economía básica. Saludos.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 17.39 ¿Le quedó claro que las tasas no tienen nada que ver con lo que alega? Tanta ignorancia y odio no lo deja ver la realidad. Sls.

Anónimo dijo...

Si eliminan las tasas, más gente se vería estimulada a usar el avión. Un aumento en la demanda podría hacer subir los precios, pero solo por un tiempo. Las aerolíneas se verían motivadas a aumentar la flota, buscando siempre equipos más eficientes. De ahí, los precios tenderían a la baja.

Anónimo dijo...

Error. Las empresas no tienen incentivo a aumentar su capacidad para bajar sus precios sino que cuando deben competir. Por ende, el aumento sería permanente hasta que un nuevo actor los desafíe, tal cual ocurrió con JetSmart.

Me sorprende cómo opinan con tanta seguridad con tan pocos conocimientos sobre economía, que no es ignorante ni odiosa sino que una ciencia. Saludos.

Anónimo dijo...

Tan así no es: por el año 2007, la entonces LAN era el único actor relevante en el mercado doméstico; Sky estaba en pañales. En esos tiempos LAN cambió su modelo de negocios y los precios bajaron considerablemente. De ahí que en cuestión de pocos años mucha gente enpezó a preferir el avión y el aeropuerto de Santiago se comenzó a saturar hasta quedar al borde del colapso.
Este es un caso donde en un mercado de poca competencia, la empresa dominante creó un modelo de negocios donde hizo bajar los precios del servicio ofrecido a cambio de captar más usuarios, dando como resultado final un aumento en sus ingresos.

Algo similar podría suceder en los próximos años, más si se eliminan las tasas. Estamos en un escenario distinto, ahora hay más competencia, lo que motiva a bajar los precios. Si a esto le sumamos la eliminación de las tasas, más gente querría volar y las empresas invertirían para poder captar más usuarios; aviones de máyor capacidad y más eficientes. Esto hace que los costos operativos sean menores y por ende, se puedan transportar más pasajeros cobrando menos. Economía de escala.

Anónimo dijo...

Las tasas de embarque se le entregan al concesionario íntegramente, quien las junta con sus otros ingresos y después de esto comparte con el Estado la parte que ofreció, lo cual se detalla en el contrato de concesión, por lo tanto, parte de ellas efectivamente financia los estacionamientos y el resto de la infraestructura.

Anónimo dijo...

Anonimom de las @23:14 Error! Ningun concesionario cobra las tasas de embarque que se cobran a los pasajeros. Estas confundiendo tasas por uso de infraestructura que pagan las empresas y servicios que funcionan en un aeropuerto con las que recauda el Estado directamente. La discusión es las tasas de embarque del Estado por lo que no es correcto lo que dices.

Anónimo dijo...

Error. Olvidas que LAN tenia (todavía tiene) un plan de autorregulación tarifaria que proviene de las condiciones de su fusión con Ladeco. Este plan le impedía tener precio por encima en sus rutas no competitivas. Además, las economías de escala son parte de los costos, no del precio. Que confusión.

Anónimo dijo...

Se expuso claramente que la economía de escala tiene que ver con los costos, en este caso, con aviones más eficientes. Aprende a leer. Luego, un menor costo operativo estimula bajar los precios, sobre todo con la competencia actual, lo que deriva en un aumento de pasajeros y, por último, un incremento en las utilidades. No hay confusión.

Daniel Cardenas Contreras dijo...

Hola Ricardo, te tengo una pregunta.
Sabes si los que vuelan en business o clases superiores a la económica, pagan una mayor tasa de embarque o algún cobro así, o todos los pasajeros pagamos por igual?

Anónimo dijo...

De seguro leo mejor que tú pero no entraré en ese detalle. Las empresas obvismente no trasladan todas sus eficiencias a los consumidores porque les interesa ese excedente, que si sabes algo más de economía, se llama excedente del consumidor. Un costo más eficiente no impulsa por arte de magia -como supones- a bajar los precios ya que la compañía desea maximizar la rentabilidad de su capital. Se nota que entiendes poco, porque esa afirmación supone que son mercados competitivamente perfectos y no regulados; que no es el caso de la aviación.

Anónimo dijo...

Si entiendo bien, propones eliminar las tasas??? Algo así como carreteras sin peajes o transantiago gratis... y como pretenderías financiar el sistema aeronáutico sin tasas? Sería genial saberlo, ya que en todo el mundo se pagan...

Anónimo dijo...

Todos los pasajeros pagan el mismo monto independiente de la clase que escojas.es muy simple métete al portal de Latam y elige business te darás cuenta que es lo mismo.