sábado, 12 de mayo de 2018

LATAM registra caída significativa en tráfico de pasajeros y capacidad en países de habla hispana por efectos de la huelga en Chile

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM pasajeros ingreso check-in doméstico SCL (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de que los números generales son levemente positivos, el impacto de la huelga del Sindicato de Tripulantes de Cabina de LAN Express (STLE) se hizo sentir en abril hecho que queda reflejado en las estadísticas operacionales de LATAM para dicho mes. Mientras el resto de las unidades de negocios obtienen números azules, las operaciones en los países de habla hispana caen de manera significativa en cuanto a tráfico rentado, capacidad y en menor medida aunque no menos significativa, en pasajeros transportados.

En el cuarto mes del año, el tráfico de pasajeros (RPK) apenas registra un alza de 0,8% en comparación con el mismo mes del año anterior con 8.878 mil pasajeros pagos. Si bien es un leve aumento no llega a ser relevante, sino demuestra una estabilidad a pesar del aumento de capacidad que la línea aérea viene realizando en los últimos meses desde el mismo mes 2017. En países de habla hispana, la caída es de 9,6% (1.257 mil pasajeros pagos), mientras que en vuelos domésticos de Brasil, se incrementa en un 3,8% (2.330 mil pasajeros pagos) y el segmento internacional un 2,4% para (5.291 mil pasajeros rentados).

La capacidad, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK), aumenta 1,4% afectada por un descenso de 11,1% con 1.535 mil asientos ofrecidos en los vuelos dentro de países de habla hispana, especialmente en Chile. Producto de la huelga, LATAM se ve en la obligación de reducir al 50% su operación, equivalente en aproximadamente 2.000 vuelos y a más de 400.000 pasajeros afectados. Según lo ha expuesto, la propia compañía, las estimaciones preliminares indican que LATAM habría perdido al menos US$25 millones por la medida de fuerza. Dentro de Brasil, el ASK crece un 4,1% con 2.911 mil asientos, mientras que en los vuelos internacionales un 3,8% con una oferta de 6.204 mil plazas.

Como resultado, el factor de ocupación general experimenta un descenso de 0,5 puntos porcentuales llegando al 83,5% que se explica por la mayor oferta disponible. La contracción de la capacidad en países de habla hispana contribuye a una mejora de este indicador que registra una leve alza 1,4 puntos para una ocupación promedio de 81,9%, en comparación con los 0,2 puntos en Brasil (80,0%) y el descenso de 1,2 puntos en vuelos internacionales (85,3%).

Durante abril, LATAM registra una reducción 5,3% en la cantidad de pasajeros domésticos (1.564 mil personas en total) como consecuencia de la medida de fuerza en Chile, mientras que Brasil y vuelos internacionales, reportan alzas de 1,5% (2.199 mil pasajeros) y 2,5% (1.281 mil pasajeros), respectivamente. A nivel general, la compañía informa un descenso de 0,5% en la cantidad de pasajeros transportados que alcanza a los 5.044 mil personas.

En el negocio de carga, LATAM consigue en abril un aumento en el tráfico (RTK) de 9,9%, con un incremento de la capacidad (ATK) de 2,2%, dando como resultado una mejora de 3,8 puntos porcentuales para un total de 57,6% en el factor de ocupación. Los ajustes en capacidad y el escenario regional más favorable son los factores que contribuyen al resultado. Para lo que resta del año, la compañía espera continuar creciendo en este negocio con el incremento de la oferta por el uso de bellies y la conversión a carguero de un Boeing 767-300ER.

Con el término de la huelga en Chile a principios de mayo, se espera que los resultados operaciones en países de habla hispana se recuperen a valores previos a abril. Para lo que resta del año, LATAM mantiene sus proyecciones de crecimiento por ASK de 6,0%-8,0% para el negocio internacional, 2,0%-4,0% para vuelos domésticos en países de habla hispana y 6,0%-8,0% para vuelos dentro de Brasil, mientras que en el negocio de carga se espera un aumento de 1,0%-3,0%. El margen operacional está previsto entre 7,5% y 9,5%. 

1 comentario:

Jorge Quezada dijo...

Ojo que en Perú puede haber otra huelga