domingo, 8 de julio de 2018

Iberia lanza nuevas estructuras tarifarias en vuelos de larga distancia con mayor uso de los servicios adicionales

Por Ricardo J. Delpiano

Iberia A340-600 clase Turista (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Anticipando una futura competencia con el segmento bajo costo y de tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en rutas medias y de larga distancia, Iberia lanza una nueva estructura de precios para sus vuelos intercontinentales que incluyen una simplificación de las categorías y un mayor uso de los servicios adicionales. Según la compañía, las nuevas familias de tarifas –como denomina- busca ofrecer más opciones a sus clientes.

A partir de ahora, los pasajeros que opten por Iberia para sus vuelos hacia/desde Europa disponen de cuatro clases tarifaria distribuidas en tres tipos para clase Turista y uno para Business. Las categorías de precios para la cabina principal son: una nueva tarifa “Básica”, “Óptima” y “Flexible”.

Según informa Iberia, la nueva tarifa Básica es la más económica de las habituales y permitirá a los clientes personalizar sus viajes pagando sólo por aquellos servicios adicionales que necesiten. Por ejemplo, los pasajeros que seleccionen pasajes con ese precio no podrán despachar equipaje en bodega ni seleccionar asiento a menos que efectúen un pago adicional. Tampoco tendrán derecho a reembolso y si desean cambiar el pasaje deberán pagar una penalización de entre €150 a €260 dependiendo del caso, siempre y cuando no existe un no-show (no presentación al vuelo). Si un pasajero decide no pagar asiento al momento de efectuar la reserva, la compañía le asignará uno aleatoriamente.

Para quienes buscan un viaje con mayor comodidad más al estilo clásico, podrán seleccionar los precios de cabina Turista con la clase “Óptima” de precios que permite equipaje facturado, selección de asientos, un equipaje de mano en cabina. Al igual que la tarifa “Básica” no tiene derecho a reembolso y en caso de cambio deberán pagar una penalización correspondiente.

Tanto la tarifa “Básicas” como la “Óptima” garantizan un servicio de catering gratuito a bordo, así como acceso al entretenimiento sin costo alguno, lo que marca una cierta diferencia con el producto ofrecido en Level, la nueva compañía ULCC de IAG para vuelos de larga distancia.

“Estas nuevas familias de tarifas, junto con la amplia red de destinos que Iberia ofrece en Europa y las ventajas de su programa de fidelización, mejoran sensiblemente la oferta y el producto de Iberia desde Chile”, puntualiza Iberia al presentar los nuevos precios que ya están disponibles para los clientes.

La acción comercial es la primera en su tipo por parte de una línea europea hacia Chile, ya que otras compañías desde el Viejo Continente mantienen todavía una estructura tarifaria más tradicional, que en sus precios más económicos todavía incluyen servicios esenciales para un vuelo de larga distancia como es el despacho de equipaje en bodega. No obstante, los nuevos precios “Básicos” son ligeramente más bajos que la tarifa “Óptima” por lo que el pasajero puede continuar disfrutando de un servicio más completo pagando un diferencial menor.

Como otras líneas aéreas, Iberia busca una mayor segmentación de sus pasajeros y ampliar su mercado a otros nuevos, a través de políticas de estimulación a través de menores precios. Al igual como ocurre en Level, al tratarse de un vuelo de larga distancia es altamente probable que los usuarios que compren a precios “Básicos” hagan uso del servicio adicional por lo que la compañía puede “compensar” el descuento con el cobro de los servicios adicionales como el equipaje.

En Chile como en la mayoría de los mercados latinoamericanos que atiende, Iberia no enfrenta una competencia significativa de parte del segmento LCC en vuelos intercontinentales. No obstante, prevé que se trata de una situación que puede cambiar en el futuro para la cual es necesario anticiparse, tal como ya ocurre en Argentina con el ingreso de Norwegian que intensifica la competencia comercial en los vuelos con Europa.

No hay comentarios.: