miércoles, 6 de junio de 2012

Lufthansa estrenó el Boeing 747-8 Intercontinental

Por Ricardo J. Delpiano

Como otro hito en la historia de la aviación mundial quedó el pasado viernes 1 de junio al realizarse el primer vuelo comercial del nuevo Boeing 747-8 Intercontinental a cargo de Lufthansa, el cliente de lanzamiento de la versión de pasajeros de la última variante de la “Reina de los Cielos”. El vuelo inaugural fue todo un éxito y cubrió la ruta Frankfurt am Main - Washington Dulles, reemplazando al B747-400, ejemplar que comenzó su fase de retiro de la flota de la compañía alemana.
Lufthansa estrenó el pasado 1 de junio el nuevo Boeing 747-8 Intercontinental. La compañía lo utilizará como complemento entre sus A340-600 y A380. Foto: Lufthansa

Lufthansa aprovechó el estreno de su B747-8 para lanzar su nuevo producto para Business Class, el cual incluye un renovado asiento que asegura ser más confortable para todas sus posiciones, con una longitud de casi dos metros, con espacio adicional para guardar equipaje de mano y un sistema de entretenimiento individual con monitores más grandes (15 pulgadas).

Para la compañía alemana, el nuevo avión representa un complemento intermedio entre su flota de Airbus A340-600 y el A380 en aquellos mercados donde la demanda en clase económicas es débil para justificar una operación con equipos de mayores dimensiones. Por tener una economía similar al A380 y una menor capacidad, Lufthansa ve el B747-8 como una herramienta interesante para probar nuevas rutas de largo alcance.

Junto a Washington DC, la aerolínea alemana colocará los próximos ejemplares de este avión en las rutas desde Frankfurt a Chicago O’Hare, Bangalore, Delhi y Los Ángeles.

Por su parte, Boeing apuesta por su B747-8 como un avión totalmente nuevo que combina la experiencia de más de 40 años aplicadas en las distintas versiones del Jumbo Jet, con las nuevas tecnologías introducidas en los B777s y B787s, entre las cuales destacan una nueva ala aerodinámica, nuevos motores GE GEnx 2B de menor consumo de combustible (15% menos) y por ende menos emisiones. Además posee una reducción significativa del ruido en torno a un 30%.

A pesar de la lentitud de las ventas para el modelo de pasajeros del B747-8, el fabricante norteamericano confía en una evolución positiva de las ventas en los próximos meses, esperando confirmar los MoU (Memorando de Entendimiento por sus siglas en inglés) que hoy mantiene por 30 aviones. Entre las causas que se atribuyen las pocas ventas se pueden mencionar, productos de altas prestaciones capaces de volar con igual capacidad y menor consumo de combustible rutas de ultra larga distancia de hasta 18 horas sin escalas, con casi igual capacidad del B747, que es lo que ocurre con la familia B777-200LR/-300ER. Esta situación se podría complicar para el constructor norteamericano con los pedidos para desarrollar una nueva generación del B777 con mayores prestaciones, tal como lo solicitó Emirates.

Además de Lufthansa, los actuales clientes del B747-8 son la nigeriana Arik Air (dos) y Korean Air (cinco), con MoU por otros 24 aviones por parte de Air China (cinco) y Transaero (cuatro), mientras que los restantes 15 están como clientes no revelados. Según Boeing estas órdenes podrían materializarse en los próximos días o durante la próxima versión de Farnborough. 

No hay comentarios.: