lunes, 16 de julio de 2018

JetBlue selecciona el Airbus A220 por mayor eficiencia y mayor flexibilidad en comparación con los Embraer ERj190

Por Ricardo J. Delpiano

JetBlue A220 (Airbus)
Foto: Airbus 
La neoyorquina JetBlue se ha convertido en el primer cliente que encarga el nuevo A220. Si bien por ahora es sólo un Memorándum de Entendimiento (MoU), las 60 unidades son consideradas como el puntapié inicial del nuevo impulso comercial que Airbus promete al avión de Bombardier bajo la nueva alianza que ambos fabricante han establecido y que desde el 1º de julio está en vigencia.

El MoU de JetBlue considera al modelo A220-300 (ex CS300) con el cual reemplazará a todos los Embraer ERj190. La razón de la compañía está sustentada por una mayor eficiencia operacional y flexibilidad en comparación con la flota que reemplaza, permitiéndole incrementar la capacidad y explorar nuevos mercados sin afectar sus planes de expansión desde distintas ciudades foco.

“Estamos actualizando nuestra flota pensando en el futuro de JetBlue, y la impresionante autonomía y economía operativa del A220-300 nos proporciona flexibilidad, además de obrar en favor de nuestras principales prioridades financieras y operativas”, dice Robin Hayes, CEO de la aerolínea. “A punto de celebrarse el vigésimo aniversario de JetBlue, el A220, en combinación con nuestra flota de A321 y de A320 reconfigurados, nos ayudará a brindar la mejor experiencia a bordo a nuestros clientes y a lograr nuestros objetivos financieros a largo plazo en nuestro continuo y disciplinado crecimiento de cara al futuro”.

Por su capacidad de llevar hasta 150 pasajero en clase única, el A220-300 permite a JetBlue llevar más pasajeros y atender desde sus ciudades base mercados de menor densidad de pasajes con una mayor economía, que antes no podía atender de manera eficiente con los ERj190. En comparación con la capacidad de estos últimos (100 asientos), el A220 permite incrementar hasta en 50 asiento más por vuelo generando más eficiencias y capacidades para sumar más pasajeros a través de políticas de estimulación a través del precio, sin comprometer el modelo de negocios.

Desde hace algunos años, JetBlue ya venía explorando alternativas para reemplazar su flota ERj190 que prácticamente estaba reservada a rutas específicas como el puente aéreo Nueva York (LGA) – Boston, entre otras. Considerando el número de unidades encargadas, el reemplazo será a razón de 1:1 por lo que existirá un crecimiento significativo entre 2020 y 2025. Los ERj190 comenzarán a dejar la flota de la aerolínea neoyorquina a partir de 2020.

El crecimiento por asiento va en sintonía con las acciones que la compañía está realizando para optimizar su actual flota, proceso que incluye el incremento de la cantidad de asientos por avión (12 plazas más en los A320, por ejemplo) y una mayor preferencia por los modelos de mayor capacidad. Como parte del plan, JetBlue ha modificado ha cambiado, además, sus pedidos actuales de 25 unidades del A320neo a su versión más grande el A321neo. Los A321neo y A220 de JetBlue estarán equipados con motores Pratt & Whitney GTF.

“La elección por parte de JetBlue del A220 para complementar su creciente flota de la familia A320 supone un enorme respaldo tanto al A220 como a la manera en que estos dos aviones pueden funcionar juntos para introducir mayor flexibilidad en la redes de las aerolíneas y brindar una magnifica experiencia a los pasajeros”, resalta Eric Schulz, CCO de Airbus. “JetBlue podrá́ sacar partido de la incomparable eficiencia del A321neo y del A220-300 y ventaja de las cabinas más espaciosas y atractivas para los pasajeros que cualquier otra de aviones de su categoría de tamaño”.

Airbus señala que el A220 “dará respuesta a un mercado mundial de aviones de pasillo único más pequeños, que se estima en unos 6.000 aparatos a lo largo de los próximos 20 años”. El fabricante europeo fabrica, comercializa y presta servicios de apoyo al A220 en el marco del acuerdo recientemente firmado y materializado en el CSeries Aircraft Limited Partnership (CSALP).

“La asociación CSALP entre Airbus, Bombardier e Investiment Quebec tiene el compromiso de ofrecer al mundo los mejores aviones en el mercado de 100 a 150 plazas, y la elección del A220-300 por parte de JetBlue demuestra que nuestro equipo está produciendo un ganador”, dice Philippe Balducchi, CEO de CSALP.

4 comentarios:

Oswald dijo...

Claro, con 72% de descuento en el precio. Esa es la eficiencia.

Anónimo dijo...

Y si Jet blue estaba buscando aviones de hasta 150 pasajeros por que no optó por el A319 que tiene más relación con los 320 y 321.

Juan P. Thomson dijo...

Oswald, los descuentos son NORMALES en la industria de la aviación. El negocio no está en la venta del avión. Es el matrimonio que se forma a lo largo de la vida útil del avión; esos son contratos de soporte y mantenimiento son BILLONARIOS a través de los 25-35 años de vida operacional. Eso es algo que los rusos no acaban de entender; sus productos no son malos en cuanto a diseño (aunque el control de calidad aún no llega a los estándares de occidente), es que su servicio de post-venta es horroroso!

Sobre lo de las “familias”, efectivamente hay un ahorro que puede ser significativo en operar un sólo tipo de avión en distintos tamaños, pero llega un punto en que un avión chico (o modelo más chico de una familia) se vuelve no tan económico como operar el modelo más grande de un avión más pequeño; se entiende? Le dicen “sweet spot”, el punto óptimo. Un A220 siempre será más económico de operar que un A318 o A319, sin importar cuanto pueda tener en común un A318 o A319 con sus hermanos mayores, especialmente en segmentos más cortos, donde, al no necesitar maximizar su alcance, todo la estructura ociosa del avión es simple lastre. Si en ambos aviones llevo digamos 130 pax, uno con capacidad de volar 6,000 km y el otro 3,000km pero mi segmento tîpico mide 2,500km, que saco con tener un avión más grande y pesado? Porque para poder volar 6,000km tengo que tener estanques más grandes, que son a su vez más pesados, que a su vez requieren alas más grandes, que a su vez requieren motores más potentes, que a su vez consumen más combustible, etc. Todo eso por sólo tener una familia en común? Mal negocio. Mejor es tener un proveedor común (Airbus en este caso) y por medio de eso simplifico la logística; y el soporte lo mejoro con tecnología y técnicas “lean” y “just in time”, que permiten achicar mucho los inventarios de repuestos que tengo que tener. Y Boeing también lo entiende así, porque está asociandose con Embraer en la parte de aviación comercial. Aquí nadie trata de reinventar la rueda.

Está además el factor tecnológico, por muy NEO que pueda ser, el A320 es tecnología de base de los años 80. El serie Bombardier serie C (o A220 que es su nuevo nombre) es tecnología de esta década. El costo-misión de un A220 puede ser hasta un 50% menor al de un A318! Y ojo, el A318 está descontinuado, no existe el A318NEO.

Anónimo dijo...

El a220 es más liviano y posee una autonomía muy similar a la de un a320. Esto hace que su operación sea más económica.