miércoles, 24 de octubre de 2018

Air France logra acuerdo con la mayoría de los sindicatos reduciendo posibilidad de nuevos conflictos

Por Ricardo J. Delpiano

Air France A330, A380 y B747 en CDG (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de su reciente llegada al cargo, Benjamin Smith se anota su primer logro como CEO de Air France. A menos de un mes de haber asumido, consigue los primeros acuerdos con los sindicatos aeronáuticos con lo cual la empresa logra una relativa paz social que contribuye a reducir la posibilidad de nuevos conflictos. La noticia mejora el panorama para los millones de pasajeros que utilizan Air France para sus viajes alrededor del mundo, especialmente en aquellos mercados donde la compañía es líder o posee una participación significativa.

La firma de los acuerdos se produce el 19 de octubre entre Air France y las organizaciones sindicales aeronáuticas CFDT, CFE-CGC/UNAC, FO/SNPNC, SPAF y UNSA que agrupan al personal de tierra y tripulantes de cabina. Estos sindicatos representan un 76,4% de los empleados que votaron en las últimas elecciones sindicales. Por consiguiente, la empresa considera a estos documentos firmados como válidos y serán implementados.

Las disposiciones claves de la propuesta aceptada consideran un aumento salarial general del 2,0% retroactivo al 1º de enero de 2018 y un aumento salarial general del 2,0% el 1º de enero de 2019.

“Me gustaría agradecer a todos los involucrados en Air France por la calidad de nuestras discusiones durante las últimas semanas y por la confianza que ha prevalecido en todo”, dice Benjamin Smith, CEO de Air France – KLM y de Air France. “Trabajar entre todas las partes proporciona a Air France y a Air France – KLM una nueva perspectiva en el futuro, y espero que garantice el éxito futuro de nuestras aerolíneas”.

La llegada de Smith era vista como un elemento que podría agregar mayor tensión al conflicto ya que desde la perspectiva sindical, el origen no francés del directivo era interpretado como una especie de imposición que no estaba en línea con modelo político-social francés y la realidad de la propia compañía, además de cuestionamientos de índole nacionalista. Sin embargo, a juicio de los resultados alcanzados lo anterior, lo anterior puede ser considerado una advertencia que no llega a prosperar.

Benjamin Smith cuenta con el respaldo del Gobierno de Francia y haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos contribuye a fortalecer las relaciones de confianza. “Deseo otorgar un nuevo enfoque. Luego de mis primeras reuniones de trabajo, con los equipos de Air France y los representantes sindicales, tengo plena confianza en nuestra capacidad para construir juntos el futuro y el éxito de Air France”, fueron algunas de sus palabras al asumir como nuevo directivo de la compañía gala y del holding franco-holandés.

Pese a que el acuerdo considera al 76,4% de los empleados que votaron en las últimas elecciones sindicales, los sindicados de pilotos ni el Sindicato Nacional de Pilotos de Línea (SNPL) y ni la Confederación General de Trabajadores (CGT) firmaron el acuerdo por considerar que el segundo aumento de 2,0% no se contaría para las adjudicaciones salariales de 2019. Lo anterior, todavía deja la puerta abierta a nuevas tensiones, pero disminuidas por la presión que se ejerce desde los otros gremios que si aceptan el acuerdo.

Air France indica que la próxima ronda de negociaciones salariales anuales comenzará con todos los sindicatos representativos en octubre de 2019. Estas discusiones se basarán en el entorno económico mundial, la situación actual del Grupo Air France – KLM, así como el desempeño económico de la empresa.

Los sindicatos de Air France estaban pidiendo un aumento salarial general del 5,1% para compensar el estancamiento de los salarios entre los años 2012 y 2018, siendo el punto más álgido de conflicto los 15 días de huelga que representaron un golpe financiero de €335 millones (US$384 millones) para holding, además de costar la renuncia a Jean Marc Janaillac, ex CEO de Air France – KLM en el mes de mayo. Las consecuencias de las medidas de fuerza también afectaron la percepción de servicio de los clientes por el rol de conector global que tiene la línea aérea.

El Estado francés que ostenta una participación del 14,0% en Air France descarta cualquier tipo de rescate e insta a los trabajadores a ser responsables con la empresa.

No hay comentarios.: