domingo, 2 de diciembre de 2018

Norwegian podría apostar por tráfico entre Argentina y Chile en su primera expansión regional sudamericana

Por Ricardo J. Delpiano

Norwegian B737-800 AEP (Gustavo Martínez)
Foto: Gustavo Martínez 
Con su instalación en Argentina, Norwegian busca dar curso en los próximos años a su proyecto sudamericano, inserta dentro de su plan de crecimiento internacional. Si bien en un principio, la idea era conectar Europa con distintos puntos en África y Sudamérica, el proyecto mezcla la operación doméstica e internacionales que se manifiestan con las operaciones desde Londres (LGW) hacia Buenos Aires (EZE) y Río de Janeiro (GIG), último destino anunciado.

En términos generales, la estrategia 2018-2020 de la aerolínea noruega considera mantener el enfoque de rutas de corto alcance en Europa (operados por Norwegian Air Shuttle) al mismo tiempo que se avanza en la construcción de la red de largo alcance a través del Atlántico (realizados por Norwegian International) y la exploración de nuevos mercados como Sudamérica (desde Norwegian Air Argentina). En este punto, en la estrategia destaca el potencial de crecimiento a futuro tanto en rutas Europa – Sudamérica como dentro de la región.

Dentro de las autorizaciones entregadas a Norwegian Air Argentina por parte del Ministerio de Transportes de Argentina, están las rutas desde Buenos Aires, Córdoba y Mendoza hacia Santiago, único destino en Chile de un total de 80 tramos concesionados a distintos puntos internacionales. En los planes presentados por el holding noruego, sólo figura los tramos Argentina – Chile como únicos planes de crecimientos más inmediatos dentro de la región, mientras que para los vuelos intercontinentales se apuesta con la conectividad con Europa.

En octubre, Norwegian tuvo su primera aproximación formal con las autoridades chilenas mediante una reunión con la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) para presentar el estado de la compañía y el proyecto a desarrollar con Chile. El holding también cuenta con su marca registrada y publicada por el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI) desde del mes de mayo del presente año, con referencia a un Boeing 737-800 y el isotipo como imágenes de las etiquetas a utilizar.

La operación Argentina – Chile pareciera ser la fórmula con la que ingresaría la aerolínea noruega al mercado local entendida como parte de una exploración de eficiencias a corto plazo para su operación argentina. Actualmente, la filial establecida en el país trasandino tiene tres destinos domésticos (Córdoba, Iguazú y Neuquén) para totalizar cinco al mes de enero (Bariloche y Salta) y su flota considera en una primera etapa cuatro aeronaves B737-800 que podrían incrementarse a 10 o un máximo de 15 hacia fines de 2019. Con un escenario económico complejo en Argentina, es altamente probable que apueste por el mercado chileno como fuente emisor de pasajeros y de esta forma compensar con pasajeros internacionales los desafíos más inmediatos en un proyecto aún en consolidación.

En las tres rutas autorizadas, Norwegian ingresaría a competir con operadores ya establecidos. Desde Buenos Aires, lo haría con Aerolíneas Argentinas, Air Canada (desde abril 2019), LATAM, JetSMART, KLM y SKY; desde Córdoba con Austral (Aerolíneas Argentinas), LATAM, JetSMART y SKY; y desde Mendoza con sólo con las tres firmas chilenas.

Si bien la operación desde Argentina pareciera emerger como la primera opción para Norwegian en la exploración con Chile (Santiago, específicamente), no se descarta que el holding pueda también apostar por vuelos desde Europa como alternativa, complemento o bien en forma paralela. La diversificación de firmas del grupo aeronáutico noruego es una de las ventajas al momento de diseñar sus operaciones en los distintos mercados donde opera. Recientemente, Norwegian International ha anunciado a Río de Janeiro (GIG) como parte de su crecimiento “hacia las principales ciudades de Sudamérica”.

Independiente de cual sea la fórmula que utilice, la compañía noruega incrementa la presión competitiva para los actuales actores del mercado en las distintas rutas que operan. En esa perspectiva, la mayor contribución se daría en la opción de conectividad con Europa ya que significaría una mayor amplitud a una competencia de bloques ya instalada.

Pese a sus desafíos financieros, Norwegian asegura que su negocio está estable lo que se manifiesta en los factores de ocupación alcanzados (86,8% promedio) para un escenario marcado por el mayor crecimiento de capacidad de su historia con un 46,0% promedio de asientos-kilómetro (ASK) y de 48,0% en pasajeros pagos-kilómetro (RPK). Los planes consideran seguir apostando por la diversificación de los mercados tomando en cuenta que el 58,0% de los ingresos se generan fuera de los países nórdicos de Europa.  Este año el holding ha incorporado 25 nuevos aviones (14 B737-800 / MAX 8 y 11 B787) lo que representa 6.364 nuevos asientos. Para 2019, planea recibir cuatro Airbus A321LR, 34 B737 MAX 8 y cinco B787.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En que corcho se ha metido Norwegian, Jetsmart está aún en posición para recular.

Martín Arrieta dijo...

Los destinos en Argentina actualmente son Mendoza, Córdoba, Iguazu, Neuquen, BsAs proximos son Bariloche y Salta

Anónimo dijo...

Norwegian air argentina termina el año con 5 aviones!.quiere ir a montevideo,santiago y alguna ciudad de brasil en 2019 desde bs as y quiere conectar iguazu-londres.

Anónimo dijo...

IAG (matriz de British, Iberia, Level, Vueling y Aer Lingus) ya ha tratado 2 veces de comprar a Norwegian...con el apoyo financiero de Catar (15% de IAG, 10% de Latam y tratando de tener el 10% de American)...es probable que la tercera sea la vencida

Anónimo dijo...

3 de diciembre de 2018, 21:15 Anonimo

Entre hoy 7 de Diciembre y Mañana si no hay respuesta positiva de compra de Norwegian por parte de IAG vende su 4% que tiene de acciones.