viernes, 1 de febrero de 2019

Aerolíneas Argentinas se suma a la tendencia y lanza tarifas con uso de los servicios adicionales

Por Ricardo J. Delpiano

Aerolineas Argentinas B737 MAX 8 tail (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Como parte de su respuesta al ingreso de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en su principal mercado, Aerolíneas Argentinas modifica su estructura tarifaria para atender una mayor segmentación y personalización del pasaje, además de explorar oportunidades para incrementar los ingresos. Las nuevas tarifas se implementarán de manera gradual comenzando por las rutas desde Buenos Aires (EZE) hacia Bogotá y Punta Cana que desde esta semana cuentan con los nuevos precios.

Disponible desde los últimos días de enero, las distintas categorías disponibles no difieren en sus nombres actuales; “Promo”, “Base”, “Plus”, “Flex”, “Promo Club Cóndor”, “Club Cóndor”; pero si varían en la cantidad dependiendo del tipo de avión asignado a la ruta. Si una ruta es operada por un avión de fuselaje ancho se incluye la opción de Business Class correspondientes a los precios “Promo Club Cóndor” y “Club Cóndor”, si la ruta es atendida por un equipo de un solo pasillo son cinco alternativas donde las opciones de Business Class se reemplazan por una “Club Economy” en vuelos internacionales, que debieran quedar sólo en los servicios realizados por Boeing 737 MAX 8.

La fórmula de Aerolíneas Argentinas comparte la fórmula utilizada por LATAM, es decir, una serie de tarifas con distintos servicios adicionales incluidos o no incluidos, pero que el pasajero, mediante previo pago, puede agregar de acuerdo con las necesidades de su viaje. Así, la opción “Promo” corresponde a una tarifa básica económica que sólo permite un equipaje de mano. Si desea agregar servicios como despachar equipaje en cabina deberá abonar un pago adicional. No tiene disponible la posibilidad de cambiar la fecha de viaje, seleccionar asientos, derecho a devolución y beneficios en los programas de lealtad. Para clase Economy, la tarifa más amplia y con más beneficios corresponde a la “Flex”, mientras que en Business Class es la “Club Cóndor” disponible para vuelos internacionales.

Con el fin de mantener la lealtad de los pasajeros frecuentes, Aerolíneas Argentinas respetará los beneficios de las categorías más altas de su programa independiente de la tarifa que escojan. Por ejemplo, podrán despachar equipaje de manera gratuita.

Como en otras aerolíneas, el uso de los servicios adicionales (ancillary revenues) es una práctica antigua que va más allá del viaje en avión. Las modificaciones representan una sumatoria de estos servicios. Entre los servicios complementarios que Aerolíneas Argentinas ofrece están la compra de equipaje adicional, upgrades, reservas de hotel y autos, venta de acceso al salón VIP Salón Cóndor, asistencia al viajero, excursiones, transporte de mascotas, extensión del vencimiento de la reserva, entre otros. Ahora se agrega el equipaje en bodega, los asientos, etc. “Vos viajás, vos elegís”, es el lema utilizado para estos propósitos.

El cambio en la estructura tarifaria con la inclusión de los servicios adicionales pagos es la segunda respuesta que realiza Aerolíneas Argentinas para enfrentar la llegada de las LCC a su país. La primera decisión se toma en 2018 y que considera la reconfiguración de 31 B737-800 para dejarlos sólo con una Economy Class de 186 a 189 asientos lo que representa un aumento de 10,0% en la capacidad en comparación con los 170 asientos que estos aviones llevan hoy en dos clases de servicio (Club Economy y Economy Class). Los B737 MAX 8 por el momento no serán reconfigurados.

Como en otros mercados, Aerolíneas Argentinas es una línea aérea tradicional que está obligada adaptarse para enfrentar una competencia LCC significativa que está llamada a generar desafíos no menores comenzando por las rutas domésticas que son su principal mercado. Cabe recordar que al ingreso de Flybondi, se agrega la llegada de Norwegian y a partir de mediados de año, JetSMART, lo que representa tres nuevos operadores con una alta capacidad de acción comercial. Paralelamente, hay que agregar los cambios ya implementados por LATAM. En vuelos internacionales, la competencia también no es menor especialmente en mercados cercanos como Brasil o Chile de parte de Azul, GOL, LATAM, JetSMART o SKY, entre otras.

Con una nueva estructura tarifaria, Aerolíneas Argentinas espera mejores oportunidades en medio de la transformación que vive la industria del transporte aéreo en la región. Al igual que el retrofit de sus aviones de fuselaje angosto, la decisión respecto a los precios es coherente, acertada y necesaria si se quiere incrementar la cantidad de pasajeros. Durante el Foro de Líderes de la Asociación Latinoamericana y el Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), celebrado en Buenos Aires en noviembre de 2017, ejecutivos de la firma estatal trasandina adelantaban que para competir iban a realizar una serie de acciones principalmente relacionadas con una mayor segmentación para atraer a nuevos usuarios al viaje en avión.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece acertado dada la competencia que tiene por tantas aerolineas ,aunque tiene la flota mas numerosa para atender conecciones tiene que competir para no perder rentabilidad.

Anónimo dijo...

Estamos en el futuro: todo es Low Cost.

Anónimo dijo...

Lo bueno es que AR esta empezando a darse cuenta que el negocio legacy solamente ofrecido hace que eligan a las low cost, ahora con estas opciones más barato es viajar dentro de la Argentina.

Miguel Jairala dijo...

Hay una tendencia en todas las grandes aerolíneas a ofrecer un producto competitivo en precio y con servicio pobre y aviones configurados casi low cost en sus vuelos en aviones de un pasillo. Cuando pasas a aviones grandes ahí si se ve la diferencia entre Lufthansa y Norwegian o entre LEvel e Iberia. Si te toca un 320 de Vueling o Iberia ni te das cuenta. Si a una Lowcost se le ocurriera volar de Santiago a Miami en un 330-200 de 300 asientos ahí todos se darían cuenta que el 787 de LAN es otra cosa