sábado, 23 de febrero de 2019

Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam agiliza flujos de pasajeros con la instalación de control biométrico

Por Ricardo J. Delpiano

AMS control biométrico (Vision Box)
Foto: Vision Box 
Con el fin de hacer realidad la idea de tránsitos simples y rápidos para los pasajeros, el aeropuerto de Schiphol de la ciudad de Ámsterdam implementa la primera fase del control biométrico de personas. La iniciativa forma parte del programa Seamless Flow que busca garantizar una mejor experiencia en el terminal al eliminar controles antiguos basados en el papel y en la inspección de un tercero, cuyos procesos suelen generar cuellos de botellas.

Utilizando la plataforma proporcionada por Vision-Box, los pasajeros de Cathay Pacific se convierten en los primeros beneficiados en ocupar esta nueva tecnología para facilitar el tránsito por los puntos de control, permitiendo un flujo rápido desde la llegada al aeropuerto hasta el avión. Después del check-in, los pasajeros pasan a un kiosco en el cual registran mediante escáner el pasaporte y la tarjeta de embarque. Mientras tanto, una cámara realiza el registro facial que sirve como herramienta para identificar a la persona en cada proceso hasta la puerta de embarque. Asimismo, en la puerta de embarque, sólo basta el escaneo facial para ingresar al avión.

“Toda la idea de Seamless Flow es para modernizar el paisaje al interior de los aeropuertos”, dice Miguel Leitmann, CEO de Vision-Box. Agrega que este tipo de tecnología “mejora la conveniencia, simplifica los procesos, proporciona modernas interacciones y entrega un efectivo valor a los pasajeros”.

La implementación de la primera parte de esta tecnología representa un punto fundamental para impulsar al que es ya uno de los mejores centros de conexiones de Europa, además de generar eficiencias en los controles para todo quien ingrese o salga de Holanda. Con su habilitación, Schiphol está cerca de alcanzar un proceso Seamless Flow completo que apunta a ofrecer a los pasajeros más conveniencia y un flujo sin demora a través del aeropuerto.

“Para los pasajeros, el tránsito al arribo se hace más fácil y eficiente”, dice Wilma van Dijk, directora de Seguridad del aeropuerto de Schiphol. “Ahora tienes que mostrar el pasaporte, tu tarjeta de embarque o ambos, en varios puntos de control del aeropuerto, por ejemplo, cuando entregas tu equipaje, entras al chequeo de seguridad, pasas el control fronterizo y cuando embarcas. En el futuro, tu podrás pasar por los puntos de control de manera más simple porque sólo serás reconocido por tu cara. Puedes dejar tu pasaporte y tu tarjeta de embarque en la maleta”, puntualiza.

Las siguientes fases incluyen la habilitación del control biométrico en los procesos de facturación y control de pasaporte, que se implementarán en los meses siguientes. La aplicación de esta tecnología constituye un paso significativo en cómo un aeropuerto es capaz de atender los desafíos que impone la necesidad de una mayor seguridad y la idea de tener tránsitos más rápidos por sus instalaciones, punto no menor considerando que la demanda de pasajeros crece por sobre la velocidad que lo hace la infraestructura.

Schiphol da ejemplo al mundo de cómo un aeropuerto antiguo, que continúa emplazado en el mismo lugar donde fue concebido, es capaz de trascender en el tiempo mediante alianzas con distintos actores y con una visión de largo plazo, que pocas veces es posible encontrar en el transporte aéreo de distintos países. Además de Vision-Box como empresa que proporciona el sistema, las alianzas incluyen a las instituciones públicas, al Gobierno de los Países Bajos, a la administración del aeropuerto y a las líneas aéreas. Si bien Cathay Pacific es la primera compañía aérea en utilizar la tecnología biométrica para sus pasajeros, hablar de Schiphol incluye también a KLM por lo que esta empresa también forma parte del programa. De esta manera, sus pasajeros también podrán experimentar tránsitos más expeditos a partir de los próximos meses.

La utilización del control biométrico no representa riesgos a la seguridad. Por el contrario, brinda mayores garantías de control que la inspección por un tercero o el control de documentos, dado que la información del cuerpo humano no se puede alterar.

A pesar de que se trata de una herramienta ya disponible, su aplicación todavía dista de ser algo masivo en los aeropuertos del mundo. Esto representa un tema pendiente para los administradores de los aeropuertos, pero también para los Gobiernos y las instituciones públicas que están a cargo de la seguridad y de los controles de inspección, ya sea en temas de recursos como en el rol que desempeñan dentro de una necesaria modernización.

En Sudamérica, el control biométrico es escaso por no decir inexistente, siendo las excepciones los terminales aéreos de Montevideo y Buenos Aires (EZE). El aeropuerto de Carrasco de la capital uruguaya implementó el 26 de octubre de 2018 con pasajeros de LATAM. En el corto plazo espera convertirse en el primer aeropuerto digital de la región. Al otro lado del Río de la Plata, el terminal de Ezeiza en Buenos Aires también busca esta introduciendo este tipo de control para sus pasajeros como parte del proceso de su modernización, aunque por ahora, sólo está disponible para ciudadanos argentinos en migraciones. 

Los cuellos de botellas representan uno de los puntos más críticos de los aeropuertos. Su existencia y mantención generan experiencias negativas a los usuarios y en muchos casos, opacan la calidad de los servicios que aeropuertos y líneas aéreas pueden ofrecer, además de condicionar los viajes, más todavía en los casos cuando la infraestructura de ve sobrepasada. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días Ricardo,

El aeropuerto El Dorado de Bogotá también cuenta al menos desde febrero del 2018.

http://migracioncolombia.gov.co/index.php/es/prensa/comunicados/comunicados-2018/febrero-2018/6505-biomig-migracion-biometrica

Anónimo dijo...

Desde hace un año se puede entrar a Colombia por unas máquinas que leen el iris. Se llama “BioMig”. Está habilitado solamente para colombianos que se registran en el sistema.

Felix Polo Martinez dijo...

Hay que revisar la informacióon. El Aeropuerto internacional ElDorado de Bogotá, cuenta con controles biometricos, dentro del programa de Migración automatica llevado a cabo por la Agencia Migración Colombia; adicional a lo anterios ya se esta llevando a cabo la identificación por el reconocimiento de iris (esto solo para ciudadanos colombianos y extranjeros residentes en el pais).

Anónimo dijo...

Mientras tanto en Chile parece que a nadie le interesa...

Anónimo dijo...

La parte nueva del aeropuerto de santiago no tiene esos equipos?,muy malo.

Anónimo dijo...

Ezeiza y Rosario tambien tienen puertas biometricas.bye.

hosting dijo...

Por lo visto acá en Chile se descarta tener un sistema como este, aun cuando este terminada la ampliacion del aeropuerto.Seguramente estiman que el costo no se condice con su utilidad.