viernes, 5 de abril de 2019

Level destaca el crecimiento económico de Chile y no descarta conectar próximamente Santiago con otros puntos en Europa

Por Ricardo J. Delpiano

Level A330-200 tail (Level)
Foto: Level 
Apelando a la capacidad de estimular la demanda, Level asegura que en el corto plazo estará en condiciones de incrementar la oferta hacia Santiago más allá de la ampliación de frecuencias ya anunciadas. Anticipando positivos resultados, espera replicar éxitos alcanzados en otras ciudades que atiende como Buenos Aires, por ejemplo.

Si bien el comienzo de operaciones es específico, con sólo dos vuelos semanales, Level proyecta un incremento de frecuencias hasta cuatro vuelos para fines de julio. La razón para partir de esta manera responde únicamente al actual tamaño de la flota que, por ahora, limita un poco la capacidad de acción.

Actualmente, la línea aérea de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) de IAG posee una flota conformada por cuatro Airbus A321 y cinco Airbus A330-200. Los primeros están asignados a las bases de Ámsterdam y Viena para vuelos intraeuropeos, mientras que los segundos se encuentran en Barcelona y París (ORY) con los cuales cubren ocho destinos en América y el Caribe.

Santiago de Chile es el segundo destino de Level en Sudamérica después de Buenos Aires (EZE). Entre las razones que destaca la línea aérea para seleccionar a la capital chilena como su segundo destino están el desarrollo económico que está mostrando el país, el crecimiento de la demanda entre Chile y Europa, y la falta de una oferta del tipo LCC/ULCC, así como la ausencia de servicios sin escalas a Barcelona. “Es una oportunidad para nosotros,” dice Vicent Hodder, CEO de Level.

La filial de IAG es la sexta línea aérea europea que opera en Chile de manera simultánea reflejando en parte el crecimiento registrado en el país, especialmente si se considera que hace una década sólo dos compañías del Viejo Continente volaban a Santiago. Frente al incremento de la competencia, señalan que hay espacio para todos tomando en consideración los distintos tipos de ofertas que permiten ampliar el mercado.

Según Hodder, al proveer un servicio directo sin escalas y no ofrecer conexiones podemos agregar más del 20% de pasajeros viajando en esa ruta. Al comentar la experiencia en otros destinos, confía en la capacidad de su aerolínea para impulsar los viajes aéreos a Europa y viceversa. “Nuestra experiencia en los últimos dos años, es que en algunos mercados hemos visto estimulación de hasta 100% la demanda.”

Confiados de que en Chile repetirán los buenos resultados alcanzados en otras ciudades, proyectan que en un futuro próximo la compañía puede estar en condiciones de ofrecer vuelos desde otras ciudades de Europa aprovechando las bases que poseen. “Como grupo de aerolíneas paneuropeo, creo en la posibilidad de poder iniciar servicios desde Chile desde otros puntos de Europa para seguir construyendo este puente con América Latina.”

Level se define como una aerolínea con una experiencia moderna, cómoda y fácil. Marcando diferencia entre sus pares como Iberia o Vueling, por ejemplo, explica que su nuevo concepto de negocios y de servicio permite que el pasajero vuele cómo y cuándo quiera. “Entregamos la opción al pasajero para que pueda obtener un servicio completo o bien un servicio básico que le permita mantener su dinero en su billetera. Estamos dando la oportunidad de viajar por menos dinero que es lo que más importa,” explica el directivo.

Los aviones A330-200 están configurados para 314 pasajeros distribuidos en 21 asientos en Premium Economy y 293 en Economy Class. En ambas, los clientes tienen la posibilidad de personalizar el viaje, aunque en la sección más exclusiva disfrutan de asientos más amplios con mayor reclinación, menús con tres platos y bebidas, más una comida ligera antes de la llegada, auriculares con reducción de ruido externo, filas prioritarias de embarque, entre otros beneficios. En Economy, todas las opciones están disponibles de acuerdo a lo que el pasajero quiere pagar.

Level propone un nuevo concepto de servicio para garantizar la promesa de que los pasajeros viajen cómo y cuándo quieren. A diferencia de otras líneas aéreas, incluyendo las LCC, los viajeros pueden decidir cuándo desean comer y que quieren comer, seleccionando su opción en la pantalla personal que disponen, para luego recibir el producto en su asiento. El protocolo de servicio tradicional del tripulante pasando el trolley por el pasillo ofreciendo o vendiendo desaparece.

Para entretenimiento, los pasajeros pueden adquirir el paquete que tiene 230 horas de programación con 69 álbumes de música, 117 programas de televisión y 66 películas. Si el pasajero busca acompañar su descanso, también puede comprar el kit que está disponible con accesorios. Destacando la idea de “aerolínea moderna”, todas cabinas disponen de conexión de internet WiFi de alta velocidad.

Level es la quinta marca de IAG, holding que administra Aer Lingus, British Airways, Iberia y Vueling. Desde junio 2017, opera desde Barcelona hacia Buenos Aires (EZE), San Francisco (inicialmente operó en Oakland), Boston y ahora Santiago, para en julio, sumar también Nueva York (JFK). Desde París (ORY) vuela a Montreal, Nueva York (EWR), Guadalupe y Martinica. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

LEVEL comenzó volando en la Bahía de San Francisco al aeropuerto de Oakland (OAK), pero en octubre del año pasado pasó a operar en el aeropuerto de San Francisco (SFO)

hosting chile dijo...

Ojala sean muchas mas las lineas europeas que comiencen a volar a Chile.