lunes, 11 de noviembre de 2019

Bill Franke, presidente de Indigo Partners, menciona el crecimiento de JetSMART y mira hacia Brasil

Por Ricardo J. Delpiano

JetSMART A320 CC-AWC take off SCL (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
En entrevista realizada por Airline Business para un especial del Foro de Líderes de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), Bill Franke, fundador y presidente de Indigo Partners LLC, destaca el crecimiento alcanzado por JetSMART en sus más de dos años de funcionamientos. En sus comentarios, menciona que el rápido avance del grupo inversor a nivel mundial confirma que existe mayor espacio de crecimiento para las compañías de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) en comparación con otros modelos de líneas aéreas.

En América Latina, Indigo Partners está representada por Volaris en México y JetSMART en Chile, ambas con un fuerte crecimiento y una clara expansión internacional. Después de consolidar su presencia en el mercado doméstico mexicano, Volaris extiende su red hacia los Estados Unidos y Centroamérica orientándose hacia el tipo de pasajeros V.F.R. (Visit Friends & Relatives), especialmente en lo que respecta hacia el tráfico fronterizo entre los Estados Unidos y México. Por su parte, JetSMART rápidamente avance en un posicionamiento más internacional. “La aerolínea (JetSMART) continúa en su camino de crecimiento, ganando derechos para operar internacionalmente alrededor de Sudamérica”, señala el fundador del grupo.

La expansión internacional es clave para el modelo ULCC de JetSMART considerando los desafíos que presenta el mercado aéreo chileno en términos de población, ausencia de polos de desarrollo más allá de Santiago y concentración de la actividad político-económica del país en torno a la capital. Si bien alrededor del 50% de las rutas de la compañía no pasan por Santiago, sus operaciones todavía siguen en cierta forma dependientes de la ciudad, aspecto que la compañía espera reducir a medida que da curso a sus bases operacionales en Concepción y Antofagasta.

Atendiendo los comentarios de Franke, la internacionalización de JetSMART se manifiesta en su llegada a Argentina y en el rápido crecimiento en rutas hacia el Perú, Brasil y ahora Colombia, países que quizás mejor reflejan el éxito en lo que respecta a la obtención de derechos. Para Chile, la expansión de JetSMART está permitiendo el surgimiento de nuevas rutas con la región: Santiago – Arequipa, Santiago – Trujillo, Santiago – Salvador, Santiago – Foz de Iguazú, Santiago – Cali, Concepción – Lima, Antofagasta – Lima, son sólo algunos de los nuevos tramos ya comercializados, que se suman a enlaces clásicos como Santiago – Lima o Santiago – Sao Paulo (GRU). A futuro, se esperan que nuevas rutas se sumen ampliando la presencia internacional de la ULCC chilena.

Aprovechando la “ventana histórica” –nombre con el cual Estuardo Ortiz, CEO de JetSMART, califica a la llamada “revolución de los aviones” del Presidente Mauricio Macri-, la llegada a Argentina y su posicionamiento en el mercado interno también puede también ser considerada como muestra de la expansión. Pese a los desafíos inmediatos que impone la situación económica de ese país y el temor a un cambio en el escenario político-aeronáutico tras los resultados electorales que marcan el regreso del kirchnerismo al poder, los planes siguen por ahora y su ingreso como línea aérea argentina, el permiten continuar funcionando de local dentro de un plan continental.

La presencia local e internacional es clave para la internacionalización de JetSMART por la flexibilidad que entrega a la compañía para enfrentar no sólo las oportunidades de crecimiento pendiente, como ocurre en rutas secundarias para atender tráfico intra-regional, por ejemplo, sino que también para sortear los desafíos adversos a nivel interno. Al momento de la entrevista de Airline Business, no se conocían los estallidos políticos-sociales en la región y las situaciones más preocupantes estaban dadas dentro de un marco institucional.

Siguiendo la perspectiva regional y aprovechando la coyuntura del último Foro de Líderes de ALTA, Franke señala que siempre está “cazando” nuevas oportunidades y que uno de los mercados donde la compañía no se ha aventurado es Brasil, país que lo considera como un mercado muy complejo. Sin embargo, asegura que “en algún momento nos interesaremos”, adelantado quizás los próximos movimientos del fondo de inversiones de ULCC. Su acción recuerda a la realizada por otras compañías como LATAM, por ejemplo, que en su internacionalización concibe a Brasil como “una llegada natural” si se busca ser líder en la región.

“Brasil ha tenido un cambio reciente en su economía que significa que tenemos que tomar muy en cuenta el momento”, dice al referirse que la administración de Bolsonaro está interesada en que otra LCC ingrese al país. “El país recientemente ha cambiado sus leyes que te permiten tener el 100% de una línea aérea brasilera, lo que ayuda muchísimo”, destaca.

Las inversiones de Indigo Partners ULCC están estratégicamente diversificadas en el mundo. Frontier está a cargo de los Estados Unidos, Wizz Air atiende el mercado europeo y lentamente se expande hace el Medio Oriente con la probabilidad de llegar más allá. Volaris se ocupa de México, Centroamérica y los tráficos con Norteamérica, mientras que JetSMART está llamada atender la región sudamericana. En esa lógica y pensando en Brasil como un próximo país a invertir, la ULCC con base en Chile debería ser la encargada de llenar ese importante espacio.

En ALTA, autoridades de Gobierno de Brasil destacaron el crecimiento de las firmas de descuento en su país con al menos cuatro compañías. Si bien no fueron mencionadas, algunas son de público conocimiento, aunque todas en rutas internacionales: SKY y JetSMART desde Chile, y Flybondi, desde Argentina, dejando espacio para una cuarta empresa.

Si bien no habla resultados financieros, Indigo Partners mantiene su plena confianza en América Latina como en todos los mercados que atiende donde señalan existen oportunidades significativas de crecimiento. Para reafirmar esto, menciona el importante pedido de 430 aviones realizado en 2017 en el marco del Dubái Air Show para distribuir entre sus compañías.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría ver a Jetsmart compitiendo de verdad, después de que se les acabe la fase de inversión inicial y tengan que vender por sobre el costo a ver como logran diferenciarce y capturar mercado. Por el momento es dificil ver el real desempeño ya que si están viendo bajo el costo es fácil acaparar mercado.

Unknown dijo...

Exactamente, muy buena opinion de Anonimo anterior. Me gustaria ver como financiara sus operaciones con dolar a USD$ 800, sabiendo y para nadie es un secreto que llevan dos años perdiendo dinero

Anónimo dijo...

Cuando uno abre una empresa sabe que no va a recibir un superávit instantáneamente, generalmente se pone un tiempo hasta poder conseguirlo. En un negocio como una aerolínea low cost, el superávit se obtiene (si salen bien las cosas) luego de bastante tiempo (años), luego de lograr una eficiencia y magnitud operativa considerables